Por las formas de moverte en la calle o por tus necesidades de apoyo estás en contacto con situaciones de posible contagio

Qué pueden hacer las personas con discapacidad y sus familias en el aislamiento social, preventivo y obligatorio




La Agencia Nacional de Discapacidad te acerca recomendaciones bajo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud y en consulta con Organizaciones de la sociedad civil.

Si sos persona con discapacidad te recomendamos que evites salir de tu casa para reducir el riesgo de contagio del coronavirus COVID-19. Por las formas de moverte en la calle o por tus necesidades de apoyo estás en contacto con situaciones de posible contagio:

  • Si tenés enfermedades preexistentes como afecciones respiratorias, cardíacas, del sistema inmunológico o diabetes estás en el grupo de riesgo y el contagio de COVID-19 se puede agravar con tu condición;

  • Si sos una persona con discapacidad visual, tenés necesidad de tocar para recibir información del entorno, o si sos una persona de talla baja o tenés movilidad reducida y necesitás hacer contacto con superficies de apoyo, sujetarte a barandas de escaleras o pasamanos de rampas o, si sos persona con movilidad reducida, que tenés que valerte de agarres y contactar con superficie en los baños;

  • Si tenés dificultades para mantener las distancias con otras personas porque precisás de personas de apoyo o te encontrás en una institución;

  • Si tenés barreras de accesibilidad para recibir información sobre prevención en la salud;

  • Si tenés dificultades para lavarte las manos por no contar con lavatorios accesibles, por ejemplo, con canillas monocomando si sos una persona con movilidad reducida o no podés frotar tus manos; quedate en casa.

El Ministerio de Salud estableció a las personas con discapacidad como grupo de riesgo a través de la resolución 627/2020.

Si estudiás o trabajás, es importante que puedas hacer teletrabajo y entrar a las aulas virtuales.

Mantené contacto periódico con tus profesionales de apoyo que te brindarán la asistencia necesaria.

Realizá terapias a través de la tecnología con la que cuentes.

Mantener rutinas que incluyan ocio y actividad física resulta conveniente para reducir la ansiedad y el stress.

Cuidarte es cuidarnos, quedate en casa.

Vídeo sobre las formas de moverte en la calle o por tus necesidades de apoyo estás en contacto con situaciones de posible contagio en formato accesible