Planteamos la importancia de las tareas de cuidado en el debate legislativo acerca de la regulación del trabajo remoto

Lucía Cirmi Obón, directora nacional de Políticas de Cuidados del ministerio, expuso ante la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputadxs de la Nación.


Este miércoles se llevó a cabo, de manera virtual, la segunda reunión informativa de la comisión de Legislación del Trabajo para regular la modalidad de trabajo remoto. La directora nacional de Políticas de Cuidados, Lucía Cirmi Obón, expuso como representante del Poder Ejecutivo junto al ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Claudio Moroni. Nuestra participación giró en torno a la necesidad de considerar las tareas de cuidados y la importancia de regular el trabajo remoto con perspectiva de género.

Al inicio del encuentro, Cirmi Obón aseguró que “incluir la perspectiva de cuidados en este debate es un hecho político”. Explicó que las mujeres en Argentina dedican el triple de tiempo a la realización de las tareas de cuidado que los varones. Al respecto, agregó que “vivimos en una sociedad que considera que las mujeres son las responsables naturales y últimas de estas tareas en los hogares y que ellas lo hacen mejor. Esta es la misma sociedad que cuando esas tareas se compran y venden en el mercado, también espera que esos servicios los brinden las mujeres y tampoco está dispuesta a valorar y remunerar esas tareas como corresponde”.

Ante lxs legisladorxs que integran esta comisión, la directora nacional de Políticas de Cuidados aseguró que, a la hora de pensar en la regulación del trabajo remoto, es indispensable tener presente el hecho de que no es posible realizar las tareas de cuidado y trabajar al mismo tiempo. También señaló que la intensidad de las responsabilidades varía según la edad de lxs niñxs, según el grado de dependencia de las personas mayores a quienes se cuidan y según el tipo de apoyo en la autonomía que necesita la persona con discapacidad si existe alguna en el hogar. A su vez, indicó que en muchos casos las variaciones en las necesidades de cuidado que se deben atender no se pueden planificar ni dividir en el tiempo y que es necesario, además, contemplar la diversidad que existe en la conformación de los hogares.

Cirmi Obón concluyó su exposición destacando la importancia de una legislación laboral con perspectiva de géneros y derechos. “Esperamos que esta norma siente un precedente para poner al bienestar y al cuidado, con perspectiva de derechos, en la agenda laboral, y que aporte a construir una nueva organización del cuidado que tenga a la justicia social en el centro, que ponga a los cuidados en el centro de la vida y a la vida en el centro de la economía”. Esta actividad estuvo encabezada por la diputada Vanesa Siley, presidenta de la comisión.