Plan en Nuestras Manos: 28 nuevos proyectos productivos para organizaciones de mujeres del NEA

Agricultura destinará cerca de 140 millones de pesos para desarrollos productivos de la agricultura familiar campesina e indígena en Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, en clave de género.


El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, encabezó el Segundo Comité de Evaluación y Seguimiento Territorial del Plan En Nuestras Manos para la Región NEA, que se desarrolla en el marco de la emergencia sanitaria y en continuidad de las políticas destinadas de asistir a las poblaciones más vulnerables, en especial las mujeres rurales. En esta etapa se aprobaron 28 proyectos en beneficio de 386 familias.

“Estos proyectos son parte de este hacer realidad la equidad social y territorial que viene alumbrando nuestra gestión. Nos parece sustancial escuchar a las representantes de las organizaciones rurales”, dijo Basterra, Y agregó: “Con estas acciones buscamos cambiar los relatos de dolor y sacrificio por relatos de compromiso y esfuerzo a partir del acompañamiento de las políticas públicas.”

Además, participaron el secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, Miguel Gómez; el director General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (Diprose), Juan Manuel Fernández Arocena; la subsecretaria de Agricultura Familiar de la SAFCI, Yanina Settembrino; Manuel Pedreira, en representación de la presidenta del INTA, Susana Mirassou, y demás funcionarios y representantes de las organizaciones.

“Este programa vino a trabajar especialmente la enorme brecha de género que se presenta en el mundo rural, facilitando herramientas a las compañeras productoras. Hoy vamos a ver la enorme diversidad de las propuestas”, señaló Miguel Gómez.

Por su parte, el titular de la Diprose, expresó: “Quiero felicitar a las mujeres protagonistas por el enorme tesón con el que han elaborado sus proyectos. En lo personal es un orgullo integrar una gestión de gobierno que busca construir paridad”.

Esta acción complementa el Plan Nacional Contra el Hambre y las acciones tomadas por el Ministerio de la Mujer, Géneros y Diversidad con el fin de disminuir las brechas de género, en particular en el ámbito rural. Vale recordar que en el mes de octubre se lanzó la Convocatoria del Plan Integral para Mujeres de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena.

Desde el Senasa, la directora de Agricultura Familiar de la entidad, Lucía González Espinosa, señaló: “Transmitirles que el Senasa está comprometido con los proyectos. Les proponemos que incluyan la mirada sanitaria, las vamos a acompañar a lograr las habilitaciones, que tengan sus RENSPA”.

En tanto, el integrante del Consejo Directivo del INTA, Manuel Pedreira, señaló: “Este Plan es un esfuerzo muy significativo de todo lo que se viene, en donde la ley de la Agricultura Familiar es mandatoria”.

El cierre estuvo a cargo de representantes de los Gobiernos Provinciales de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, junto a la subsecretaria de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial y la directora Nacional de Género de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, Deolinda Carrizo.

Sobre Nuestras Manos y los proyectos

En Nuestras Manos es impulsado por la cartera agropecuaria nacional, a través la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena y la Diprose, con el apoyo del INTA y de los Gobiernos provinciales del territorio nacional, promoviendo la presentación de proyectos productivos destinados a organizaciones, comunidades o grupos asociativos de mujeres rurales de todo el país, en el marco de los instrumentos que pone a disposición el Programa de Inserción Económica de los Productores Familiares del Norte Argentino (PROCANOR), para el logro de los objetivos propuestos.

El monto total para desarrollar estas iniciativas es de $ 139.484.401, de los cuales el PROCANOR financiará $ 115.355.722 con recursos del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), y $ 24.128.679 serán aportados por las organizaciones de mujeres como contraparte.

Los proyectos seleccionados fueron un total de 28 que permitirán a 386 familias fortalecer la producción y comercialización en las cadenas apícola, avícola, caprina, frutícola, ganadería, hortícola, lechera y porcina.

Las inversiones estarán dirigidas a la mejora en la producción; la infraestructura de corrales, salas de extracción y procesamiento; locales de venta; el agregado de valor de los productos desarrollados; la certificación de alimentos para mejorar el acceso a mercados; incorporación de maquinarias y tecnologías para la producción; preparación de suelos y mejora de cultivos, entre otras.