Plan de Desarme Voluntario en Quilmes

El titular de la Anmac y la intendenta de Quilmes realizaron juntos un recorrido por el operativo que se está llevando a cabo en ese municipio y firmaron un convenio de colaboración en el marco del mismo.


El Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC), Ramiro Urristi, junto con la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, firmaron un convenio de colaboración para la implementación del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego (PEVAF) y realizaron un recorrido por las instalaciones donde se lleva adelante el operativo de desarme voluntario que se viene desarrollando en el distrito desde el martes 24 de noviembre y que continuará hasta el sábado 28, en el horario de 8:00 a 13:00, en el puesto móvil de la ANMaC que funciona en el Centro de Emergencias Quilmes (CEQ), ubicado en la avenida Calchaquí 3049, de Quilmes Oeste.

“Para nosotros es una satisfacción poder relanzar el Programa de Entrega Voluntaria, porque es una de las principales actividades previstas en la ley que declaró la emergencia en armas. Además del lanzamiento, que comienza hoy en Quilmes, y la semana que viene continúa en Malvinas Argentinas y Escobar, resolvimos incrementar sustancialmente el valor del incentivo para la entrega de armas, llegando a valores de hasta 9 mil pesos por unidad. De este modo esperamos contar con una amplia participación de los habitantes de esta querida ciudad. Elegimos Quilmes para dar inicio a esta política de Estado, por el compromiso y el trabajo incansable que Mayra realiza día a día, para tener una ciudad más segura”, sostuvo Urristi.

Y añadió, “Recordemos que, entre 2003 y 2015 se destruyeron un promedio de 31 mil armas por año, luego, entre 2015 y 2019 ese promedio bajo a 7.500 armas por año. En estos seis meses de gestión llevamos 13 mil armas destruidas y pretendemos revertir y sostener la tendencia positiva en la extracción de armas de la sociedad y su posterior destrucción”.

Por su parte, Mayra Mendoza indicó “Firmamos un convenio de cooperación, de trabajo mutuo, para poder comenzar con el primer operativo de desarme en el Municipio de Quilmes. Este es el primero de varios operativos que, además, van a continuar en otros distritos de la provincia de Buenos Aires y también del país, en cumplimiento con la ley. Para nosotros es muy importante este tipo de trabajo articulado porque no desconocemos la realidad de nuestros barrios de todo nuestro distrito, no solamente de los barrios populares, donde hay gran cantidad de armas que necesitan sacarse esas familias un problema de encima y poder ser parte de este programa de erradicación de las armas en los hogares, que nunca son una solución, siempre son un problema”.

Y agregó: “Estamos muy contentos de que el Municipio de Quilmes sea el primero, les agradecemos a todos los funcionarios de esta área de poder trabajar con nosotros, y como dijimos es el primero de varios para poder hacer un aporte a las familias y también a la erradicación de armas en los delitos”.

La planificación llevada a cabo por el titular de la ANMaC y la Jefa comunal, incluye la realización de talleres en los que la ciudadanía se puede informar, que tienen que ver con los mitos, con masculinidades armadas, con creencias que matan, un conjunto de actividades desarrolladas por sociólogos y psicólogos que informan a la sociedad acerca del peligro de tener en su poder armas de fuego.

El programa recientemente relanzado en el marco del plan de acción de prevención de la ANMaC, tiene como objetivo reducir el circulante de armas en la sociedad mediante la entrega totalmente anónima y voluntaria de armas de fuego y municiones.

Para esta campaña, Urristi dispuso, junto a la Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, un aumento significativo del valor del incentivo económico, el cual ahora oscila entre los 3.000 pesos y los 9.000, de acuerdo al tipo y grupo de arma de fuego al que corresponda, mientras que las municiones tienen un monto de 3 pesos por unidad.