Peña expuso en un encuentro de parlamentarios


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificó que el Gobierno mantendrá "la máxima transparencia, colaboración y decisión política para que el Estado argentino desande estos años de impunidad y ayude a la Justicia a completar los procesos de la investigación y de los juicios" por los atentados contra la sede de la AMIA y la Embajada de Israel.

"En la víspera de un nuevo aniversario doloroso para todos, porque todavía estamos reclamando que haya justicia, es muy importante también poder reafirmar este compromiso en la lucha contra el terrorismo, que es un acto de odio contra la humanidad", sostuvo Peña.

El Jefe de Gabinete se pronunció en esos términos al hablar como invitado en un encuentro regional de parlamentarios convocado por el Congreso Judío Latinoamericano en la Ciudad de Buenos Aires.

Peña abogó para que al cumplirse el 23° aniversario del ataque contra la AMIA "todos juntos recordemos a las víctimas, a sus familiares y recordemos también ese compromiso de que haya justicia y de defender los valores de la democracia, de la ley, de la diversidad y de la paz".

Y advirtió que "tampoco puede haber impunidad" en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"El Presidente (Mauricio Macri) ha sido muy claro" en el sentido de que es necesario "que se sepa rápidamente qué ocurrió y quiénes son los responsables de esa muerte", afirmó.

Destacó también la importancia de "haber sido consecuentes con la promesa de no apelar en su momento lo que fue la inconstitucionalidad del memorándum con Irán" y de esa manera "reforzar y mantener el pedido de las alertas rojas en Interpol".

La reunión organizada por el Congreso Judío Latinoamericano, que encabeza el dirigente Adrián Wertheim, convocó a legisladores de la Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Chile y a representantes de todas las comunidades judías de América latina con el objetivo de discutir políticas de prevención contra el accionar del terrorismo.

El encuentro también contó con la presencia del vicepresidente ejecutivo del Congreso Judío Mundial, Robert Singer, y de altas autoridades de la AMIA y la DAIA, entre otras instituciones.