Pedro Ibarra: “La defensa del título de Río nos motiva”

El capitán del seleccionado de hockey que ganó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos 2016 y su mirada sobre el regreso a los entrenamientos y el futuro de los Leones.


Ibarra: “La defensa del título de Río nos motiva”

Decir que Pedro Ibarra lleva la camiseta celeste y blanca pegada al cuerpo es una realidad. No cualquiera tiene más de 300 partidos en la Selección Argentina de hockey sobre césped, y el capitán de los Leones ya va por los 303. Todo un referente para explicar y contar cómo está atravesando este año tan especial.

Es especial por la pandemia del coronavirus y porque en pocos días se cumplirán cuatro años del mayor logro de la historia para el hockey masculino: la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Río 2016. “La defensa del título es lo que más nos motiva. Sabemos que los equipos y cada Juego es diferente, pero sí nos motiva ese hambre y esas ganas de estar otra vez en lo más alto del hockey mundial”, indica Ibarra.

Luego del visto bueno de los protocoles sanitarios aprobados por el Ministerio de Salud, los Leones retomaron los entrenamientos en el CeNARD después de 90 días. “Fue algo atípico y tuvimos que adaptarnos, como todo el mundo. No es común para un deportista estar parado tanto tiempo”, explica.

Las plataformas virtuales fueron de gran ayuda y, mediante ellas, los jugadores de la Selección y el cuerpo técnico realizaron distintos trabajos físicos. “Gracias a la tecnología estuvimos conectados y hubo un contacto diario y, desde ese sentido, estuvo bueno”, resalta.

Así, mientras las potencias europeas ya volvieron a la normalidad, los Leones comenzaron a trabajar hace pocos días. Sin embargo, para Ibarra no es una ventaja significante porque no hay competencia en el corto plazo: “Hay que ir paso a paso”.

Para Pedro Ibarra subirse a lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos de Río 2016 es lo mejor que le pasó en su carrera deportiva, aunque a la hora de elegir otros momentos inolvidables destacó el título que consiguió con el Sub 21 en 2005, cuando Argentina venció por 2-1 a Australia y él marcó el segundo tanto, y cuando dio la vuelta olímpica con San Fernando en 2006.