Paula Español recorrió las instalaciones de la Central de Alimentos

Será un nuevo mercado que venderá al público a precios mayoristas.


La secretaria de Comercio Interior de la Nación, Paula Español, visitó el predio ubicado en el Barrio Procrear, al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde funcionará la Central de Alimentos, un nuevo mercado minorista que comercializará productos de consumo masivo a precios mayoristas. Con el objetivo de acortar la cadena de intermediarios y beneficiar a las y los consumidores, la iniciativa busca facilitar el acceso a bienes de calidad en el principal centro urbano del país.

Junto con el presidente del Mercado Central, Nahuel Levaggi; la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Paula Penacca, el legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Javier Andrade; y el presidente de la Comuna 4, Ignacio Álvarez, la funcionaria recorrió el complejo urbanístico donde se desplegará la Central de Alimentos para supervisar y coordinar su funcionamiento.

“Esta central comercial con arraigo en la ciudad va a ser fundamental para que todas y todos los vecinos puedan conseguir alimentos frescos, de estación y calidad a precios mayoristas cerca de sus casas. Esto forma parte del paquete de medidas que estamos implementando para contener la suba de los precios, cuidar el bolsillo y garantizar los alimentos en la mesa de todas las familias argentinas”, manifestó Español.

Además agregó: “El abastecimiento y los precios de los alimentos son temas que nos preocupan. En este sentido, junto con Nahuel y la experiencia que ya tenemos en el Mercado Central, con esta iniciativa en la Ciudad de Buenos Aires vamos a promover comercios de cercanía para que vendan productos a precios populares”.

La locación donde funcionará el mercado pertenece al desarrollo urbanístico Estación Buenos Aires, también llamado Barrio Procrear, situado entre los límites de los barrios porteños de Barracas y Parque Patricios (Comuna 4), suministrado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación. El lugar cuenta con una superficie total de 7000 m2, de los cuales más de 5000 m2 serán destinados para la instalación de puestos comerciales y el resto para cocheras y bauleras.

En una primera etapa, la Central comercializará, todos los días, gran variedad de productos de consumo masivo para el hogar como frutas y verduras, carnes, alimentos secos (fideos, legumbres, frutos secos, etc.), panificados, artículos de limpieza, snacks, productos de granja (pollo, huevo, miel y aceites) y lácteos, entre otros. Todo se venderá a precios mayoristas mediante proveedores del Mercado Central de Buenos Aires que contará, a través de este convenio, con una sucursal de venta minorista en la Ciudad de Buenos Aires.

La Central de Alimentos es una medida integral que se suma a las ya dispuestas para que las y los argentinos tengan una opción accesible para alivianar sus bolsillos, sumar capacidad de compra y cuenten con precios de referencia. Acortar las distancias entre el productor y el consumidor final es primordial para evitar la formación de precios que generan los actores intermediarios a lo largo de toda la cadena de comercialización.

El predio está en plena etapa de obra y se estima que la nueva Central de Alimentos podría abrir sus puertas en aproximadamente cuatro meses.