Participamos en la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD

El motivo del encuentro fue acelerar la implementación de los compromisos asumidos en la CIPD de El Cairo en 1994 sobre salud sexual y reproductiva e integrarlos a la Agenda 2030.


El martes 12 de noviembre participamos en la “Cumbre de Nairobi sobre la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) +25: Acelerando la promesa” en la capital de Kenia para promover y acelerar la implementación de las políticas planteadas hace 25 años en la CIPD de El Cairo sobre el acceso universal a la salud y los derechos sexuales y reproductivos en el marco de la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este sentido, la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), Gabriela Agosto, expuso los compromisos de la Agenda argentina para movilizar recursos que aseguren el financiamiento e implementación efectiva, acelerada y plena del Programa de Acción de la CIPD entre cuyos principales objetivos se encuentran garantizar el acceso a información y servicios de salud sexual y reproductiva, poner fin a la mortalidad materna y acabar con las violencias contra mujeres y niñas, en línea con las políticas que trazan los ODS.

La conferencia ofreció una plataforma integradora en la que participaron gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, organizaciones del sector privado, grupos de mujeres y redes de jóvenes para debatir y acordar medidas que puedan acelerar la implementación del Programa de Acción aprobado el 13 de septiembre de 1994 en la CIPD de El Cairo.

El programa de la Cumbre se organizó en torno a los temas de garantizar el acceso universal a la salud y los derechos sexuales y reproductivos como parte de la cobertura universal, impulsar el financiamiento para sostener los objetivos ya logrados y revitalizar los que aún faltan, impulsar el crecimiento económico y lograr el desarrollo sostenible, poner fin a la violencia basada en género y prácticas nocivas contra mujeres y niñas, y defender el derecho a la atención en salud sexual y reproductiva incluso en contextos humanitarios y frágiles.

Esta cumbre de alto nivel, que se extenderá hasta el 14 de noviembre, fue convocada por los gobiernos de Kenia y Dinamarca y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para ratificar e impulsar los compromisos políticos y financieros necesarios para completar los asuntos pendientes que quedaron de aquella reunión histórica.