Participamos de un encuentro por la igualdad de género convocado por Ecuador

La subsecretaría de Políticas de Igualdad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Pilar Escalante, participó del encuentro La igualdad de género en la política de los Estados: avances y retos de los mecanismos de adelanto de la mujer en la región. Convocada por el Consejo Nacional para la Igualdad de Género de Ecuador, la actividad tuvo como propósito abordar las políticas públicas impulsadas desde los Estados para el logro de la igualdad y la no discriminación por razones de género.


El encuentro se desarrolló en el marco del panel 36 del Sexto Congreso de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en donde, junto con Escalante, estuvieron presentes Carina Calderón Menenses, en representación de la Defensoría del Pueblo de Ecuador; Roxana Arroyo Vargas, profesora titular del Centro de Relaciones Internacionales del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Costa Rica; y María Isabel Espinosa, secretaria técnica del Consejo Nacional para la Igualdad de Género de Ecuador. En tanto, estuvo moderado por Cecilia Manzo, directora técnica del Consejo Nacional para la Igualdad de Género de Ecuador.

Cómo construir y contar con instrumentos de planificación para la igualdad de género fue el eje principal de este diálogo, en donde también se abordó la importancia del fortalecimiento de los mecanismos de género en la región. Además, se destacó la importancia de contar con presupuestos acordes y se hizo hincapié en la necesidad de concretar articulaciones interinstitucionales e internacionales para la promoción e incorporación de los principios de igualdad y no discriminación en la gestión del Estado.

A su turno, Escalante, resaltó que el MMGyD, constituido como máximo mecanismo institucional en Argentina para la promoción de derechos de mujeres y LGBTI+, surgió de la potencia del movimiento feminista, de las mujeres y LGBTI+ y de la mano de una decisión política por parte del Gobierno nacional de jerarquizar estas políticas con el propósito de instituirlas como políticas de Estado, tal como se hizo con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia. En esa línea, compartió algunas iniciativas llevadas adelante tanto desde el ministerio como desde el Gobierno nacional en su conjunto: la importancia de incorporar las miradas diversas a través de otorgar un protagonismo esencial a mujeres y LGBTI+; una mirada interseccional; la transversalización de la diversidad y reconocer que la igualdad sustantiva tiene que impactar en la organización de la vida cotidiana a través del reconocimiento y redistribución de los trabajos de cuidado.

La subsecretaria señaló que toda política que busque eliminar las desigualdades estructurales que afectan a mujeres y LGBTI+ tienen que tener como objetivo la consecución de una transformación cultural profunda que implique transformar prácticas, discursos, valores, tradiciones y estereotipos que están profundamente arraigados en nuestras sociedades y en persona. En ese sentido, señaló que modificar la estructura social patriarcal requiere compromiso No hay política pública de igualdad y mecanismos de promoción de derechos, ministerios y áreas de género que efectivamente tengan una incidencia valida, duradera y efectiva que transformen la vida sino se comienza por jerarquizar estas premisas.

De la actividad también participaron organizaciones locales y latinoamericanas de mujeres y LGBTI+, de la sociedad civil, instituciones públicas, agencias del sistema de las Naciones Unidas y organismos de cooperación internacional.