Presidencia de la Nación

Parques Nacionales: más presupuesto y nuevas áreas protegidas

Con el fin de consolidar la gestión, creación y ampliación de Parques Nacionales, se logró un aumento del 142% en el presupuesto del organismo.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Administración de Parques Nacionales (APN) impulsan la conformación de nuevas áreas protegidas en las provincias de Córdoba y Chaco, además de la reciente creación del Parque Nacional Islote Lobos en Río Negro, y el incremento de hectáreas para Parques existentes en Tucumán y Entre Ríos.

En este sentido, para consolidar la gestión y el fortalecimiento de estas áreas, el Ejecutivo nacional otorgó, a través de un decreto reciente, un aumento de $6.700 millones en el presupuesto de la APN. De este modo, el organismo dispone en total de casi $12 mil millones para este año, lo que representa un 142% más de financiamiento.

Los Parques Nacionales son de vital importancia para la conservación a largo plazo de la diversidad biológica y cultural, proporcionan bienes y servicios ecosistémicos esenciales para la vida y representan una herramienta fundamental para la lucha contra el cambio climático.

Además, el ministro Cabandié anunció ayer el primer convenio colectivo de trabajo para el cuerpo de guardaparques que dependen de la APN. A partir de este convenio las y los 552 agentes nacionales que se dedican a proteger y conservar las áreas protegidas en todo el territorio argentino obtendrán un incremento salarial y una mejora en la regularización de las condiciones laborales.

Por otra parte, con la reciente sanción de la ley que crea el Parque Nacional Islote Lobos en la localidad rionegrina de Sierra Grande, se abre el camino para una serie de proyectos impulsados por la cartera de Ambiente que se espera que el Congreso apruebe durante el año parlamentario. Aún resta media sanción para la creación del Parque Nacional Ansenuza, en la provincia de Córdoba; el tratamiento para las creaciones del Parque y Reserva Nacional Laguna el Palmar, en Chaco, y el Área Marina Protegida Bentónica Agujero Azul; y las ampliaciones de los parques nacionales Aconquija, en Tucumán, y Pre-Delta, en Entre Ríos.

La creación de estas nuevas áreas, así como la ampliación de las ya existentes, representará un aumento del 15% en la superficie protegida del país. Si todos los proyectos mencionados se convierten en ley, Argentina tendrá 724.944 hectáreas continentales y 14.800.000 hectáreas marinas bajo protección del Estado nacional.

Scroll hacia arriba