Para impulsar una ley contra la violencia institucional, Frederic y Pietragalla expusieron ante Diputados

La Ministra de Seguridad de la Nación y el Secretario de Derechos Humanos participaron del plenario de comisiones de la Cámara de Diputados para informar sobre las políticas contra la violencia institucional que llevan adelante ambas carteras.


El plenario fue convocado por las comisiones de Seguridad Interior y de Derechos Humanos con el objetivo de aunar consensos para la construcción de una ley nacional contra la violencia institucional. En ese marco, los funcionarios fueron invitados a exponer ante los diputados a través de la modalidad de videoconferencia.

“Para este Ministerio el ejercicio del control y la prevención de la violencia institucional constituye un eslabón fundamental en la construcción de un modelo de seguridad democrático y consecuentemente de una sociedad más justa y segura”, señaló al dar comienzo a su intervención la ministra Frederic.

Durante su alocución, la funcionaria presentó un exhaustivo informe acerca de las acciones del Ministerio de Seguridad de la Nación en la lucha contra la violencia institucional y los principales ejes que la articulan. Asimismo, brindó detalles acerca de la intervención de la cartera en la investigación que está llevando adelante la Policía Federal como auxiliar de la justicia en la causa que investiga la desaparición de Facundo Astudillo Castro.

Seguidamente fue el turno del secretario Pietragalla Corti, quien agradeció la invitación y destacó “el compromiso que tuvimos en el momento en que éramos oposición y que también lo tenemos hoy en la búsqueda de erradicar la violencia institucional de nuestra democracia”.

“El espíritu de este encuentro es trabajar transversalmente para poder visibilizar esta problemática. La idea es que todos y todas podamos trabajar en este proyecto de ley, sumando nuestros aportes para sacar una ley que se merezca nuestra democracia”, puntualizó el funcionario.

“Nosotros entendemos que esta problemática no tiene bandería política, es un problema de la democracia. El tema es que tenemos que ser muy claros en los mensajes que desde el Ejecutivo y desde las responsabilidades políticas se dan”, señaló. En esa línea, remarcó la necesidad de “tener un compromiso entre todos y todas para generar políticas transversales que piensen en erradicar esta problemática”.

A lo largo de su intervención, el funcionario presentó un informe de gestión con las principales acciones que lleva adelante la Secretaría a través de la Dirección Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional. Entre ellas, detalló el circuito de atención de denuncias, desde su recepción hasta el acompañamiento a las víctimas través del asesoramiento jurídico y la contención psicológica que ofrece el Centro Ulloa.

En cuanto a la situación de la problemática a nivel nacional, el funcionario manifestó: “Todas las provincias están preocupadas por las situaciones de violencia institucional. Es fundamental que todas las normativas relativas a la actuación de las fuerzas de seguridad del país estén vinculadas a las recomendaciones de los organismos internacionales de derechos humanos”. En este sentido, señaló: "En el marco del Consejo Federal de Derechos Humanos, firmamos junto con todos los distritos una carta en la que manifestamos el compromiso de trabajar en conjunto. Es de suma importancia poder tener herramientas que le den celeridad a los casos de violencia institucional".

Pietragalla también hizo referencia a la desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro: "Queremos sanción política y judicial", señaló. “Nuestro gobierno es sensible a estos temas. Estamos acompañando a la familia, tenemos un contacto permanente con sus abogados y pusimos a disposición todas las herramientas de esta Secretaría", agregó. “No queremos un Estado que sea acusado de violar los derechos humanos. Deseamos la pronta resolución del caso y la aparición de Facundo”.

“Nosotros actuamos en todos los casos por los que recibimos denuncias y nunca vamos a encubrir nada, tenemos la definición política de Alberto y de Cristina de que seamos implacables contra la violencia institucional. No queremos casos impunes porque entendemos que es la principal herramienta para erradicar esta problemática”, concluyó el Secretario.

Durante el plenario, que se prolongó durante seis horas, los funcionarios también respondieron las consultas que les realizaron los diputados de ambas comisiones.