Operativo invierno en centros turísticos del sur

Comenzó en los centros recreativos invernales de las localidades de Las Lajas, Zapala, Loncopue y Caviahue el “Operativo Invierno” del Plan Nacional de Regularización del Trabajo. “El Ministerio de Trabajo viene haciendo inspecciones desde el 2004. Los controles a los centros invernales se realizan desde esa fecha y año a año los índices muestran una importante caída en la no registración laboral” expresó la secretaria de Trabajo, Noemí Rial.


Comenzó en los centros recreativos invernales de las localidades de Las Lajas, Zapala, Loncopue y Caviahue el “Operativo Invierno” del Plan Nacional de Regularización del Trabajo. “En primer lugar hay que aclarar que el Ministerio de Trabajo viene haciendo inspecciones desde el 2004. Los controles a los centros invernales se realizan desde esa fecha

y año a año los índices muestran una importante caída en la no registración laboral” expresó la secretaria de Trabajo, Noemí Rial.

“Por ejemplo, los centros de aerosillas en Bariloche tienen a todos sus trabajadores registrados. Otra cosa que no hay que perder de vista es que los centros invernales que se relevaron en esta oportunidad resultan ser de

los más chicos de la provincia de Neuquén y en esos lugares tienden a tener menos trabajadores registrados. Por otra parte las fiscalizaciones se llevaron a cabo en concordancia con el inicio de la temporada”, explicó la funcionaria.

Por otra parte aclaró que “los controles se llevan a cabo en los momentos de mayor actividad, por lo que las empresas no pueden esgrimir falta de ocupación o de trabajo. El trabajo que realizaron los inspectores es el relevamiento de datos en inspecciones dirigidas a establecimientos de los rubros: elaboración de productos alimenticios, comercio, transporte, gastronomía, hotelería y servicios turísticos. Ellos son los encargados de detectar pero también de concientizar a los empleadores de las facilidades con que cuentan en el marco de la ley para registrar a sus trabajadores.

Una vez realizados los operativos se verifica en el SIPA si los trabajadores se encuentran registrados y si no lo están se aplica una multa que va desde los $1.600 por trabajador hasta un monto que pude duplicar y hasta cuadriplicar esa cifra en el caso de reincidencia o faltas graves”.

Con respecto a la responsabilidad que le cabe a las empresas, Rial opinó que “es grave, las empresas deben asumir su responsabilidad social.

Destacando que el flujo de turismo es importante y no solo turismo nacional sino también

internacional, con precios internacionales y los complejos presentan una altísima rentabilidad económica. Por esto no podemos permitir que priven a sus trabajadores de los derechos laborales que les corresponden”.