Obras para mejorar el paso fronterizo Posadas-Encarnación, un cambio importante para la ciudad, el turismo y el comercio


El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, encabezó ayer la inauguración de nuevas cabinas en el sector ingreso del paso fronterizo Posadas – Encarnación (Paraguay) como parte de una renovación integral que requirió una inversión de más de 100 millones de pesos.

“Por lo que me cuentan los vecinos esto es un antes y un después para muchísima gente que perdía largas horas de su vida en las colas del puente y la verdad que no era tan difícil solucionarlo: había que hacer las obras que finalmente pudimos concretar. Esto es muy importante para la ciudad, para el turismo y para el sector comercial también. Además, es un gran avance en la integración de dos países y esto hay que celebrarlo”, señaló Frigerio, quien estuvo acompañado por el director de Administración de Centros de Frontera, Pablo Vande Rusten; el director nacional de Asuntos Técnicos de Frontera, Fernando Cafasso.

El ministro habilitó ayer seis nuevas cabinas (previamente ya se habían inaugurado cinco) por lo que ahora son 15 los puestos de control migratorio que permiten realizar los controles sin descender del vehículo. Además, se creó un sector de control exhaustivo para aduana, con 10 dársenas de estacionamiento de vehículos, 4 fosas de inspección vehicular y oficina para pago de tasas.

También se reacondicionó el sector de control ómnibus de ingreso país, se repararon los baños y se hicieron tareas de pintura. En total, el monto de inversión en el sector ingreso fue de $60.000.000.

En tanto, en el sector de egreso del país el Gobierno nacional inauguró en junio obras que incluyeron 14 cabinas de control migratorio, una estructura semicubierta y un edificio de control de ómnibus de corta y larga distancia. En total, estas obras para que la gente ahorre hasta un 50% del tiempo en hacer los trámites requirieron una inversión de 55 millones de pesos.

Por otra parte, Frigerio, Vande Rusten, y Cafasso recorrieron hoy las obras que el Gobierno nacional realizó en el paso Iguazú- Foz de Iguazú (Brasil).

Allí, se modificó la fisonomía del paso, se amplió la cantidad de puestos de control migratorio (pasaron 38 en 2015 a 66 en 2017), y se agregaron barreras y carriles exclusivos para taxis y remises para mejorar el flujo vehicular. Además, se inauguraron 12 puertas biométricas en terminal de ómnibus.