Nuevas normas para la inscripción de donantes de Médula Ósea

A través de la Resolución INCUCAI N°241/2020 publicada en el Boletín Oficial fue aprobada la modificación de las Normas y Procedimientos sobre Donación de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) en lo que refiere a la edad de selección de los nuevos donantes de médula ósea, que para ser incorporados en el Registro deberán tener entre 18 y 40 años de edad.


De esta forma, se adecúa la edad de incorporación de los nuevos donantes de CPH a la de algunos de los principales Registros de Médula Ósea del Mundo, entre ellos los Registros de España (18 a 40 años), Nueva Zelanda (18 a 40 años), Australia (18 a 30 años), Italia (18 a 36 años) y Reino Unido (18 a 30 años).

La iniciativa impulsada por el Registro Nacional de Donantes de CPH para promover este cambio se fundamenta en estudios científicos que demostraron que los trasplantes de CPH realizados con células provenientes de donantes menores de 40 años tienen mejores resultados. En ocasiones que los donantes mayores de 40 son elegidos no se concretan las donaciones por el hallazgo de condiciones de salud que contraindican la donación con más frecuencia que en los menores.

Asimismo, el promedio de edad de los donantes seleccionados en Argentina es de 35 años, mientras que más del 80% de los donantes seleccionados tuvieron menos de 45 años.

Vale destacar también que la incorporación de donantes menores de 40 años permitirá aumentar la permanencia en el registro. La edad de permanencia no se modifica ya que a las personas que se hayan registrado como donantes se los mantendrá elegibles hasta los 60 años.

Esta iniciativa del Registro Nacional de Donantes de CPH fue consensuada con el Grupo Argentino de Trasplante de Médula Ósea y Terapia Celular (GATMO – TC).

Cómo donar

Para ser donante se requiere gozar de buen estado de salud, tener entre 18 y 40 años y pesar más de 50 kilos. Quienes quieran donar pueden dirigirse a los centros de donantes, que funcionan en los Servicios de Hemoterapia de 163 centros de donación de todo el país, y en el momento de donar sangre dar el consentimiento del donante para ingresar en el Registro.

¿Por qué donar?

Cada año, a cientos de personas se le diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH. Sin embargo, sólo entre el 25 y 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado a través de los registros de donantes voluntarios, como el Registro Nacional de CPH.