Nueva toma de muestras para el Registro de Datos Genéticos


Como parte del operativo para poner en marcha el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos de Índole Sexual, el miércoles se realizó una nueva toma de muestras de ADN de personas que tienen condena firme por casos de este tipo. La toma, realizada con un hisopado de las encías –un método no invasivo- se llevó a cabo en la Unidad Penal del partido bonaerense de Campana.

Se pudieron llevar a cabo 14 tomas en dos unidades del complejo penitenciario. Entre estas personas se encontraba el padre Julio César Grassi, condenado en 2009 a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores, quien se negó a que se tome su muestra.

“Fue un día muy productivo en Campana, gracias a la colaboración del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y del personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Tuvimos la misma eficiencia y saldo positivo que cuando fuimos a Junín, esta misma semana, donde tomamos 79 muestras: 35 de personas en libertad y 44 de las unidades penitenciarias 16 y 49”, señaló Jorge Dotto, médico genetista y titular del Registro.

Con respecto al caso de Grassi, Dotto señaló que “fuimos a cumplir con la ley. Teníamos la orden judicial del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón y se negó. Por eso presentamos otra nota ante el mismo tribunal, de modo que podamos dar cumplimiento a lo dispuesto en la normativa”.

Todo el procedimiento, que fue supervisado por el subsecretario de Asuntos Registrales, Martín Borrelli, duró poco más de una hora, debido a que la novedosa metodología permite tomar la muestra de forma rápida e higiénica, utilizando poco recursos.

Cómo funciona el Registro

La ley que ponía en funcionamiento este registro fue sancionada en julio de 2013, pero nunca se había reglamentado. Por eso, a través del decreto 522 del Poder Ejecutivo, publicado en el Boletín Oficial el 17 de julio de 2017, se creó este registro que está a cargo del médico genetista Dotto.

Del universo de 23.461 personas con sentencia firma, el RNDG ya solicitó autorización a la justicia para la obtención del perfil genético de 16.605 personas. El Registro cuenta con una base unificada de condenados que permite el entrecruzamiento con las evidencias obtenidas en el lugar del hecho e identificar las coincidencias.

La Base se nutre de la información provista por el Registro Nacional de Reincidencia (RNR), el Registro Nacional de las Personas (RENAPER), el Servicio Penitenciario Federal (SPF), los Servicios Penitenciarios Provinciales (SPP) que aportan los datos de las personas condenadas con sentencia firme por los delitos contra la integridad sexual.

Uno de los motivos que impulsó la puesta en funcionamiento del registro que ya tenía su base normativa, fue que en los últimos diez años se presentaron más de 20.000 casos delitos contra la integridad sexual, lo cual es un aumento de más del 100% en comparación con el mismo período inmediatamente anterior.

Los perfiles genéticos son almacenados, sistematizados y la comparación se realiza a través del sistema CODIS (por sus siglas en inglés: Combined DNA Index System o “Sistema de Índice Combinado de ADN”), que fue desarrollado por el FBI y permite encontrar las coincidencias entre los perfiles de los condenados.