Ñorquinco, Río Negro: el apoyo del Ejército en lugares alejados

A pedido de las autoridades el personal del Regimiento de Caballería de Exploración 3 asistió a una familia que habita un paraje de muy difícil acceso


La operación de apoyo a la comunidad consistió en abastecer y asistir a las familias que estaban aislados por las adversas condiciones climáticas que se dieron en la región.

Con las primeras horas de luz del día, los efectivos iniciaron su desplazamiento en camiones Unimog 416 hacia la localidad cabecera de Ñorquinco, ubicada aproximadamente a 160 km, de Esquel.

Una vez en destino, la comisión se reunió con el intendente de la comuna para informarse sobre las zonas más vulnerables cuáles eran sus necesidades más urgentes. Inmediatamente, el personal cargó los vehículos con leña, fardos de forraje y bolsones de comida.

El mayor desafío fue llegar hasta un lugar muy alejado llamado Arroyo de las Minas. El camino presentó variadas dificultades como alturas, pendientes, grandes piedras en el camino y ríos de más de 80 cm de profundidad, por lo que fueron más que oportunos los vehículos Unimog y el acompañamiento de las camionetas 4x4 del Municipio.

Luego de siete horas de una marcha forzada, sorteando piedras de gran tamaño, ríos crecidos, nevadas y temperaturas bajo cero, llegaron hasta la última casa del paraje. La familia de ese hogar no pudo contener las lágrimas cuando nuestros soldados golpearon a su puerta. Ellos pensaban que era imposible que alguien llegara hasta allí para ayudarlos.

Los lugareños recibieron a los soldados con gran alegría y entusiasmo, ofreciéndoles mate cocido y tortas fritas calientes. Los soldados se excusaron por invitación ya que se acercaba la noche y empeoraban las adversas condiciones climáticas.

Sin embargo, antes de partir, notaron que detrás de la humilde casa había un gran mástil, en donde flameaba la bandera celeste y blanca, que al verla con gran orgullo y patriotismo honraron haciendo saludo uno junto a toda la familia.