Presidencia de la Nación

Nietas y nietos: la búsqueda continúa

Hasta el 30 de noviembre, se puede ver en el Centro Cultural Kirchner la exposición con fotografías de Alejandro Reynoso y crónicas de María Eugenia Ludueña en homenaje a la inclaudicable lucha de Abuelas de Plaza de Mayo.


A 45 años de la fundación de Abuelas de Plaza de Mayo, el Centro Cultural Kirchner presenta hasta el 30 de noviembre Nietas y Nietos, una muestra homenaje a la incesante lucha por recuperar a sus nietos secuestrados por la última dictadura cívico-militar.

Ignacio Montoya Carlotto
Ignacio Montoya Carlotto

Con 55 retratos fotográficos de Alejandro Reynoso y con textos de María Eugenia Ludueña, la exposición recorre las conmovedoras vidas de nietas y nietos restituidos desde 1977 a la actualidad. Cómo surgieron sus dudas, cómo los encontraron, quiénes eran sus padres, qué hacen ahora son algunas de las cuestiones que recogen las pequeñas crónicas que acompañan cada una de las fotos de esos rostros, casi, siempre sonrientes.

“Esta es una muestra sobre la cosecha de Abuelas, intentando también ser una semilla, que abra nuevas conversaciones, para completar los retratos con lxs que seguimos buscando. La identidad es, entre otras cosas, poder mirar de frente a la cámara sabiendo quiénes somos, contar nuestra propia historia. Hay más de 300 nietxs que todavía no pueden hacerlo. El delito se sigue cometiendo en las nuevas generaciones de bisnietxs”, explican Reynoso y Ludueña en el texto curatorial sobre el sentido político de seguir aportando a la memoria social.

Es que la muestra permite conocer, además del trabajo de Abuelas, las vivencias y las luchas de esos chicos y chicas que hoy ya son adultos. Historias como la de Matías Espinoza Valenzuela y Sabrina Valenzuela Negro, dos hermanos que se reencontraron gracias a Abuelas pero que siguen buscando al hermano mellizo de Sabrina. O conocer a Astrid Patiño Carabelli, una de las primeras nietas recuperadas en 1984, pero que recién en 2022 la Justicia ordenó rectificar su acta de nacimiento falsificada.

Elena Gallinari Abinet
Elena Gallinari Abinet

O el mediático caso de los mellizos Gonzalo y Matías Reggiardo Tolosa, apropiados por el subcomisario Samuel Miara que en 1985 se fugó con la familia a Paraguay. Por un pedido de extradición, regresaron a la Argentina y se les hizo una pericia en el Banco Nacional de Datos Genéticos que permitió por fin dilucidar que eran hijos de María Rosa Tolosa y Enrique Regiardo. Al declarar en un juicio por el cautiverio de sus papás, lejos de los que muchos pretendían, Gonzalo pidió al Tribunal: “Justicia por mis padres”.

Gonzalo Reggiardo Tolosa
Gonzalo Reggiardo Tolosa

“Somos nosotros y somos ellos, nuestros padres y madres, nacimos del amor y la lucha por un mundo mejor. Nos parieron en centros clandestinos o en lugares que aún desconocemos. Hoy somos más grandes que ellos y en nuestros rostros podemos fantasear cómo serían ellos si la dictadura no se hubiese llevado sus vidas”, dice a su vez Manuel Gonçalves Granada, actual director de la Casa por la Identidad y nieto restituido en 1995 gracias a una larga investigación de Abuelas de la que participó el Equipo Argentino de Antropología Forense.

“Cada uno de estos retratos es posible porque sabemos nuestra verdad, pudimos elegir y demuestran que las Abuelas de Plaza de Mayo ya no están solas, las acompañamos sus nietos y nietas que también buscamos a los que aún viven en la mentira”, refuerza Manuel.

Mariana Zaffaroni Islas
Mariana Zaffaroni Islas

“Nietas y nietos” es entonces una exposición de fotos coral sobre la trama que cómo sociedad vivimos y que permite a su vez reivindicar algo que sólo Abuelas de Plaza de Mayo sostenía y que ahora todos reconocemos: el derecho a la identidad.

“Hace muchos años, cuando restituíamos la identidad a niños y niñas, veíamos cómo florecían, cómo crecían, a veces de golpe, luego de conocer la verdad. Hoy que nuestros nietos son adultos, seguimos percibiendo en sus miradas ese brillo que, imaginábamos, es el que tuvieron desde que nuestras hijas los alumbraron”, dice a su vez Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y agrega: “Lejos de cualquier pretensión esteticista y de cualquier montaje, cada foto nos presenta un rostro, una historia, una verdad. Nuestro deseo como siempre es que, en alguna de ellas, otro de nuestros nietos se vea reflejado y se acerque a nosotras, que los seguimos esperando”.

La exposición puede visitarse de miércoles a domingos, de 14 a 20 h. La entrada es gratuita y no requiere reserva previa.

Alejandro Reynoso

Se desempeñó como fotógrafo profesional en el Semanario 13/20 a finales de la década del 80 cubriendo la movida cultural joven y todo tipo de actividades. Trabajó en el diario La Prensa, y en el diario Clarín realizando fotografías nacionales e internacionales. Tras un alejamiento de la fotografía, retornó como fotógrafo deportivo, y luego institucional haciendo fotos en el Ministerio de Salud de la Nación, en varios ministerios de la Ciudad de Buenos Aires, en la Universidad Tecnológica Nacional y en el INADI desde el 2006 a la actualidad. Participó de la investigación y realización del libro En negro y blanco, fotografías desde el Cordobazo al juicio a las juntas y colaboró para Abuelas de Plaza de Mayo en varias muestras fotográficas, en el libro Abuelas de Plaza de Mayo, fotografías de años en lucha, así como en la curaduría de la muestra fotográfica permanente en La Casa por el Derecho a la Identidad de las Abuelas de Plaza de Mayo que hoy exhibimos en el Centro Cultural Kirchner.

Scroll hacia arriba