Presidencia de la Nación

Natalia Meta: "Es fundamental que cada vez se les dé más lugar a las mujeres en el cine"

La segunda película de la directora fue seleccionada por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al país como Mejor Película Extranjera en los Premios Oscar.


Natalia Meta es Licenciada en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. En 2006 fundó junto a Luis Chitarroni y Diego D´Onofrio la editorial La Bestia Equilátera.

Su debut como guionista y directora fue con Muerte en Buenos Aires, de 2014. En 2017 fue productora de la película El futuro que viene, de Constanza Novick. En 2020 llegó El prófugo, su segundo film, protagonizado por Erica Rivas, tuvo su presentación pre pandemia en el 70.° Festival Internacional de Cine de Berlín y posteriormente, su estreno comercial en nuestro país el pasado 30 de septiembre. La película fue seleccionada por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al país en los Premios Oscar otorgado por la Academia de Hollywood como Mejor película extranjera. Las nominaciones finales de esta categoría se conocerán el próximo 8 de febrero y la ceremonia será el 27 de marzo.


Foto: Reuters

Entre sus referentes cinematográficos, la directora menciona a Leonardo Favio como el decisivo, el fundamental. En esta entrevista conocemos más detalles de la película nacional del año.

La película está basada en un concepto abordado en la tercera y última novela de C.E. Feiling, El mal menor. No se trata de una adaptación de la obra. La directora captó una parte del relato y decidió inspirarse en un aspecto en particular: el concepto de los prófugos.


Foto: Goodreads

-¿Cómo llegaste a la obra de Feiling y qué fue lo que más te atrapó para contar esta historia?

-Luis Chitarroni me recomendó El mal menor. Me habló del comienzo de la novela, de la vecina que se queja del ruido de "los tacos, los ta-qui-tos" y eso me produjo curiosidad. Me gustó que la novela planteara un grado de existencia y una localización espacial para el mundo onírico, me hizo pensar en el misterio de la fantasía, cómo surge, cómo opera.

-¿Cómo definiste el tono de la película? ¿Qué decisiones estéticas fueron inamovibles?

-El libro pertenece al género gore, es duro y truculento. Yo me cuestioné sobre el valor de lo que ocurría, si no debíamos perderle el miedo a algunas cosas, y temerle más a otras, más prosaicas. Intenté jerarquizar, frente a lo inquietante, el elemento de la comedia, y el del misterio acerca del deseo que está en el centro de la historia, buscando que estos registros no se cancelaran sino que reflejaran la ambigüedad e incertidumbre que caracterizan nuestra existencia. Pensando en esta ausencia de certeza como algo inquietante pero también como aquello que nos da libertad. Busqué ser lo más disciplinada posible en este punto.

-¿Cuáles fueron tus influencias en la etapa de escritura del guion?, ¿qué directores del género considerás que fueron determinantes para la construcción de la historia?

-Es difícil establecer influencias, si lo que uno admira es lo que verdaderamente influye, pero mi referente fue sobre todo Leonardo Favio, y de los directores extranjeros nombraría a David Lynch. Por la cuestión de los doblajes hay muchas referencias, desde Cantando bajo la lluvia, Berberian Sound Studio y las películas de Almodóvar.

En la escritura del guion también influyó mucho la larga experiencia que tuve en la sala de sonido con mi primera película (Muerte en Buenos Aires), donde pude ver hasta qué punto el sonido es manipulable y cuán fascinante y elusiva es su naturaleza.


Foto: Escribiendo Cine

-¿Cuál es tu opinión sobre el panorama actual del cine nacional y de la necesidad de una paridad de género más pronunciada en los equipos de trabajo?

-Me parece que en Argentina tenemos la fortuna de contar con muchas mujeres talentosísimas en todos los rubros cinematográficos. Sin embargo aún hay un largo camino por recorrer y me parece fundamental que cada vez se les dé más lugar a las mujeres en el cine, y sobre todo en los espacios de decisión.


Foto: Haciendo Cine

-¿Esperabas la repercusión que tuvo el film o fue sorpresiva la respuesta de la crítica y los medios? ¿Cuáles son tus expectativas en relación al recorrido que está teniendo la película, qué representa para vos como cineasta que tu segundo film haya sido seleccionado por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al país en los Premios Oscar de la Academia?

-Fue una grata sorpresa la recepción de la película en los medios. Considero la candidatura un orgullo y una responsabilidad.


Foto: Deutsche Welle

-¿Podrías comentarnos brevemente algún detalle de proyectos venideros?

-El espíritu de la ley es un largometraje que comenzará a rodarse en el segundo semestre de 2022, protagonizado por Érica Rivas y Daniel Hendler. La protagonista es una diputada que encara una lucha por una ley vinculada con los derechos de las mujeres. Mientras da esa batalla, recibe una denuncia que la enfrentará a decisiones difíciles tanto a nivel personal, como ético y político.

El otro proyecto, cuyo título tentativo es Nuestra vida, es una serie que cuenta la historia del ascenso de una familia judía en el mundo de las finanzas. En uno de los roles protagónicos estará Cecilia Roth. A la vez que se acercan a la ortodoxia religiosa, aparecen las intrigas y las incómodas verdades familiares en torno a la herencia y la sucesión.

Fuentes: INCAA, Página/12, Escribiendo Cine, Filo News, Los Andes, Infobae.
Portada: Perro Blanco
Agradecimientos: Prensa INCAA

Scroll hacia arriba