Nación transformó en autopista la séptima ruta más peligrosa de Buenos Aires


Se trata del tramo de la RN 7 a la altura de San Andrés de Giles. La nueva autopista que bordea esta localidad evita que el tránsito pasante y de cargas tenga que atravesarla, beneficiando a más de 9.000 usuarios al día. Forma parte de la Autopista Luján-Junín, proyecto financiado por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, por $13.900 millones.

Este tramo se ubica séptimo en el índice de peligrosidad de Buenos Aires: en promedio en los últimos 4 años hubo 2 accidentes por mes y 3 víctimas. Además, se registraron 27 siniestros por año. Estos números se encuentran 3 veces por encima de los del resto de la ruta 7 en Buenos Aires.

Esta mañana, quedó inaugurada la Variante de San Andrés de Giles con la presencia del presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Guillermo Dietrich.

La variante de San Andrés de Giles es una autopista de 8 km de extensión cuyo principal objetivo consiste en desviar el tránsito pesado fuera del centro urbano de la ciudad. La nueva vía brindará mayor seguridad en la ruta además de generar un importante ahorro en los costos logísticos y tiempos de viaje de los más de 9.000 usuarios del corredor.

“La construcción de esta autopista fue largamente esperada por los vecinos de la zona. Tenemos una responsabilidad pública con estas familias, que fueron víctimas de promesas incumplidas. Al comienzo de la gestión junto al presidente Macri nos comprometimos a terminarla. Hoy tenemos gran parte de la 7 en obra, para convertirla toda en autopista, con las complejidades que esto significa. Estamos construyendo un camino que apunta a resolver los problemas estructurales de la Argentina de raíz, con obras reales, que duran años.” manifestó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

A partir de ahora, los automovilistas podrán cruzar la ciudad en solo tan 4 minutos, a una velocidad promedio de 120 km/hora y ahorrar hasta un 41% de los costos. De la misma manera, un camión con acoplado podrá realizar el recorrido en 6 minutos, a una velocidad promedio de 80 km/hora y ahorrar hasta un 37% de los costos.

Con este nuevo tramo, el Gobierno Nacional ya finalizó la construcción de más de 40 km de la Autopista Luján-Junín. Los primeros 32 km fueron habilitados en marzo de 2016 mientras que actualmente se encuentran en ejecución otros 77 km entre San Andrés de Giles y Carmen de Areco y entre Chacabuco y Junín.

La transformación en autopista de la RN 7 es un reclamo histórico de los vecinos del noroeste bonaerense. El nuevo corredor mejorará la calidad de vida de los habitantes de Luján, San Andrés de Giles, Carmen de Areco, Chacabuco y Junín, al reducir significativamente la probabilidad de accidentes, principalmente frontales.

“La ruta 7 es una vía de comunicación vital para los bonaerenses y los argentinos. Por esta ruta se transporta gran parte de producción nacional y del Mercosur que viaja con destino a los puertos de Buenos Aires y Valparaíso. Es un orgullo ver finalizar un nuevo tramo de esta autopista tan importante para el futuro del país”, señaló Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

La nueva autopista optimizará el comercio y la producción agrícola–ganadera y la industria alimenticia vinculada al sector. Asimismo, fomentará el crecimiento de actividades como el turismo al ser la RN 7 un corredor internacional muy utilizado por pasajeros de larga distancia y para viajes conmutadores.

Características de los siniestros en el tramo de San Andrés de Giles

• El 68% de los siniestros suceden por colisión con otro vehículo, 14% colisión con otro objeto, 11% despiste, 7 % se ignora el motivo.

• El 88% de los siniestros suceden en la recta, el 5% en la curva, otro 5% en la intersección y 2% restante en el cruce con el tren.

• 67% de los siniestros suceden de día.

• Vehículos involucrados en siniestros: 70% son autos, 17% vehículos de carga y el 12% motos y 1% servicio de pasajeros.