Museo Naval Puerto Belgrano: a 50 años de su inauguración

Fiel custodio del patrimonio histórico del Puerto Militar, comenzó a funcionar en el edificio de la Torre de Señales, primer asiento de la Comandancia Militar en 1901.


Hoy se cumplen 50 años de la inauguración del Museo Naval Puerto Belgrano. Recorrer sus salas es revivir la historia del Puerto Militar, sus orígenes y su magnitud, pero también conocer parte de la historia misma de la Armada Argentina, bicentenaria institución de la Patria.

En cada uno de sus espacios está presente la impronta del Capitán Félix Dufourq y del Ingeniero Luis Luiggi, ideólogo y constructor –respectivamente- del Puerto Militar; como también de los obreros anónimos y de los hombres y mujeres que, haciendo honor a su uniforme, cumplieron y cumplen con la misión de la Armada argentina.

Desde los objetos de época, elementos de navegación antiguos, maquetas y documentos centenarios hasta la maqueta a escala del Dique de Carena N°1, son parte de su acervo, que cuenta también con una sala dedicada a homenajear a los participantes de la Guerra de Malvinas y al crucero ARA “General Belgrano”.

Se trata de un museo público, que depende orgánicamente de la Armada Argentina y administrativamente de la Base Naval Puerto Belgrano. Forma parte de la Red de Museos de la Defensa y es integrante del Corredor Museológico de Coronel Rosales.

Sus orígenes se remontan al 30 de noviembre de 1970, cuando se realizó la inauguración oficial en el edificio de la Torre de Señales, primer asentamiento de la Comandancia del Puerto Militar. Con estilo arquitectónico de líneas italianas, está situada en cercanías de la llamada “Punta Alta”.

Aquella jornada de inauguración marcó el comienzo de una historia que comenzaba a escribirse y que en la actualidad resguarda un rico patrimonio que incluye colecciones de pinturas, fotografías, maquetas, medallas conmemorativas y otros tantos objetos que se conservan en el museo naval junto a muebles, uniformes y vajillas utilizados a bordo de los buques de la Armada durante el siglo XIX.

Sus instalaciones resguardan también el acta de inauguración del museo naval, rubricada en cumplimento de lo ordenado por el Jefe de la Base, en la orden transitoria Nº 2/70.

Otro hito importante ocurrió el 2 de julio de 1978, cuando el museo se trasladó a las actuales instalaciones: la antigua estación Puerto Belgrano del Ferrocarril General Roca, inaugurada en 1898. Desde allí, este ferrocarril unía el Puerto Militar con las baterías de defensa de costa –dentro de la posteriormente llamada Base de Infantería de Marina Baterías—para el traslado de material y personal en el momento de su construcción.

El establecimiento está situado junto al puesto de acceso Nº2 de la Base Naval Puerto Belgrano y el predio de su emplazamiento cuenta con vagones del ex-Tren de Escuadra; además del parque de armas, que es un escenario propicio para exponer minas de antepuerto, anclas, cañones de buques, un cañón de avancarga y el puente de comando del barreminas “Neuquén”, entre otros objetos de gran tamaño.

El museo en tiempos de pandemia

El año de su 50º aniversario presentó al Museo Naval Puerto Belgrano nuevos desafíos para dar a conocer su patrimonio a través de los medios tecnológicos y las redes sociales.

Frente al COVID-19, los museos tuvieron que adecuarse y modificar prácticas para fortalecer la relación con el público, como también para mantener y continuar el vínculo con él. El Museo Naval no fue la excepción y para ello, recurrió a diversas estrategias comunicativas, poniendo a prueba la creatividad de los profesionales y personal que se desempeñan en él y volcándose a las redes sociales que “sin dudas se han consolidado como mediadores entre el público y el museo”, detalló la profesora de Historia y Museóloga Virginia Giorno, Jefa de Salas Históricas del Museo Naval Puerto Belgrano.

Debido a las medidas implementadas frente a la pandemia, no pudieron recibir grupos de visitantes, aunque implementaron otros medios para llegar a ellos. “Desde el museo, ante esta inédita situación que nos toca afrontar, potenciamos la participación en el Instagram @museonavalbnpb. Si bien es una herramienta con la que contamos hace poco tiempo, hoy agradecemos tenerla funcionando”, explicó Virginia Giorno.

A través de esta red social implementaron juegos participativos con formato de trivias como el verdadero/falso y desafíos de memoria, alterando el orden de fotos de las salas para que el seguidor las ordene según el recorrido museográfico.

Además bajo esta modalidad virtual, se realizaron encuestas y preguntas a los seguidores y también se recordaron muestras temporarias y conmemoraron efemérides.

Asimismo existe la posibilidad de realizar una visita virtual por este cincuentenario del Museo Naval a través del link: https://visita360.de/armada/museo-naval-puerto-belgrano/.