Misa en memoria de los muertos por la Patria y caídos en actos del servicio

Cada 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, se recuerda a todas aquellas personas que entregaron su vida en defensa de la Patria.


Buenos Aires – Esta mañana se llevó a cabo la ceremonia religiosa en memoria de los caídos por la Patria y en Actos de Servicio. Tuvo lugar en la Catedral Castrense Stella Maris, sede del Obispado Castrense, para rendir homenaje a quienes han dado su vida por la Patria sirviendo en las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Asistieron el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de Brigada Juan Martín Paleo; los Jefes del Estado Mayor General del Ejército, General de Brigada Agustín Cejas; de la Armada Argentina, Contraalmirante Julio Horacio Guardia; y de la Fuerza Aérea, Brigadier Xavier Isaac. Además, estuvieron presentes autoridades de Prefectura Naval Argentina y Gendarmería Nacional Argentina.

La misa estuvo a cargo del Obispo Castrense, Monseñor Santiago Olivera; acompañado por los capellanes mayores de las Fuerzas Armadas. En su homilía, Monseñor Olivera expresó: “El motivo que nos reúne hoy es rezar por nuestros camaradas que murieron en actos del servicio, por todos los difuntos de nuestra familia diocesana y por la triste realidad del coronavirus, porque muchos fueron contagiados y murieron por servir. Sabemos que nos distinguimos porque los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad, valientemente se preparan para entregar la vida si fuera necesario por la Patria”.

Para finalizar, agregó: “Rezamos por aquellos que han partido, por aquellos que se adelantaron y nos esperan en la Patria del cielo; por aquellos hermanos, hijos y amigos que entregaron su vida en actos del servicio, sirviendo hasta el extremo. Dales Señor, el descanso eterno y brille para ellos la luz que no tiene fin. Amén”.

Todos los 2 de noviembre, un día después del Día de Todos los Santos, se conmemora a los muertos por la Patria y en Actos de Servicio. También se recuerda a todos los hombres y mujeres, civiles y militares, que, desde los primeros tiempos de nuestro sueño como Nación, fallecieron cumpliendo con el deber de defender a la Patria.