Ministros de Educación del país acordaron la incorporación de los centros de enseñanza como entornos escolares saludables

La iniciativa se inscribe dentro del Plan Nacional de Alimentación Saludable en la Infancia y la Adolescencia que tiene como objetivo detener la epidemia creciente de sobrepeso y de obesidad en niñas, niños y adolescentes.


Durante la 93° Asamblea del Consejo Federal de Educación, los ministros correspondientes a esa cartera de todo el país aprobaron la incorporación progresiva de los centros de enseñanza de todos los niveles y modalidades de gestión estatal y privada como Entornos Escolares Saludables. Esta decisión se desprende del Plan Nacional de Alimentación Saludable en la Infancia y la Adolescencia (Plan ASI), una estrategia nacional intersectorial ante la epidemia de obesidad.

En esta iniciativa, desarrollada en el marco del Plan ASI, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación se compromete a desarrollar instancias de formación docente y no docente; asistencias técnicas para funcionarios y equipos docentes y técnicos de las jurisdicciones; y aportar materiales con propuestas pedagógicas y de sensibilización para las escuelas. Estas deberán basarse en estándares homologados como los que hoy proveen la Guía de Entornos Escolares Saludables (GEES) y las Guías Alimentarias para la población argentina (GAPA) aprobadas por resolución por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

A su vez, también se acordó incorporar al calendario escolar el 6 de abril como “Día de la Actividad Física”; el 16 de octubre como “Día de la Alimentación Saludable” y establecer una semana en el año como la “Semana de los Entornos Escolares Saludables” para la organización de jornadas relacionadas a las temáticas en todos los establecimientos educativos.

El Plan ASÍ, publicado bajo la resolución 996/2019 se desarrollará entre 2019 y 2023 y tiende a fortalecer la articulación y eficiencia de los programas y normativa existente en materia de derecho a la salud en general, alimentación saludable y de promoción de la actividad física, reforzando las acciones para garantizar una alimentación nutritiva, suficiente y adecuada así también como para promover la adquisición de hábitos saludables en los ámbitos familiares, comunitarios y sociales. En este sentido, busca proteger de manera efectiva el derecho a la salud y a la alimentación en niñas, niños y adolescentes con el fin de velar especialmente por los grupos sociales que más sufren la malnutrición en todas sus formas.

El plan se formula como una política integral, intersectorial y multiescalar que propone la implementación articulada y conjunta de intervenciones educativas, comunicacionales y regulatorias que, en función de la evidencia científica, han demostrado lograr el objetivo de detener la epidemia de sobrepeso y obesidad.

Desde esta perspectiva se formulan objetivos relacionados a la educación alimentaria y nutricional y a la actividad física; la sensibilización y concientización de la comunidad y de referentes sociales claves; fortalecimiento de la calidad nutricional de los programas con componente alimentario y de la promoción de los sistemas alimentarios sostenibles y, por último, la regulación de los entornos y productos alimenticios.

26-06-19 entornos saludables escolares