Migraciones expulsó del país a dos delincuentes

García y Santilli lo informaron en una conferencia de prensa.


El Ministerio del Interior, a través de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), ordenó la expulsión inmediata e impedimento permanente de reingreso a la Argentina de un uruguayo y un venezolano, quienes cuentan con condenas en causas instruidas en diferentes juzgados.

La expulsión del primero de ellos fue informada a la prensa en la sede central de Migraciones por el titular del organismo, Horacio García, y por Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, junto con Marcelo D´Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad, quienes pusieron de manifiesto la importancia de la complementación operativa entre Migraciones, el Gobierno de la Ciudad, la Justicia y las fuerzas de seguridad.

“Son dos personas que rompieron el pacto de confianza que brinda el país. Han cometido delitos y han sido expulsados por Migraciones. Esto es cumplir con lo que nos encomendó el ministro Rogelio Frigerio desde el primer día: ser amplios y hospitalarios con quienes vienen a trabajar o estudiar y hacer crecer la Argentina y ser restrictivos con quienes llegan con otros fines. En poco más de tres años hemos entregado radicaciones a 680.000 personas del mundo. Y el sistema restrictivo tiene que ser claro y contundente, medido y justo”, expresó el titular de la DNM. En tanto informó que en el mismo plazo se produjeron sólo 1.553 expulsiones de extranjeros.

Por su parte, Santilli, manifestó que “éste era un paso muy importante en la lucha contra los delincuentes. Algunos pueden ser argentinos y otros extranjeros. Como lo dijimos mil veces, delincuente extranjero, de patitas en la calle, delincuente argentino, preso. Argentina es un país de inmigrantes, un país que acogió a millones de personas para forjar un futuro, pero no son bienvenidos quienes vienen a delinquir".

Se trata de Oscar Andrés Scanziani, con domicilio en la Capital Federal, quien se encontraba bajo arresto domiciliario y había sido encontrado culpable en distintos delitos relacionados con robos incluyendo el uso de armas de fuego.

Los antecedentes penales de Scanziani motivaron la decisión inmediata en razón de haberse dictado similares acciones en 2010 y 2014 y haber reingresado ilegalmente al país violando la prohibición impuesta por Migraciones. Más recientemente, en el marco de una nueva causa, el titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 11 resolvió autorizar el extrañamiento, permitiendo así la expulsión que se concretó esta tarde.

En tanto que el ciudadano venezolano, Maury Alejandro Moreno Palma, reenviado anoche a su país en un vuelo de la aerolínea Copa, había sido condenado en 2015 por el Tribunal Oral en lo Penal Económico N°3 a la pena de 4 años y 9 meses de prisión por contrabando doblemente agravado por haber intervenido en los hechos más de tres personas y tratarse de estupefacientes destinados a su comercialización.

Ante tal condena, Migraciones había dictado en enero de 2015 la disposición mediante la cual se declaró irregular su permanencia, se ordenó su expulsión y se le impuso una prohibición de reingreso de carácter permanente, que se concretó en abril de ese año. Tres años más tarde, Moreno Palma se presentó en la DNM a pesar de que contaba con esa restricción que le impedía volver. De tal modo, ingresó por un paso fronterizo no habilitado.

Paralelamente, el organismo tomó conocimiento que además se encontraba imputado por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N°3 de Morón en una nueva causa. Inmediatamente se solicitó al Juzgado Contencioso Administrativo Federal de GCBA una orden de retención para materializar su salida del país.