Mercado de Autotransporte: presentan recomendaciones y medidas para mejorar la competencia y el servicio


La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que preside Esteban Greco, presentó una serie de recomendaciones a la Subsecretaría de Transporte Automotor del Ministerio de Transporte de la Nación, para mejorar la competencia en el mercado del Autotransporte Interurbano de Pasajeros (AIP). Las recomendaciones coinciden con los cambios en los marcos regulatorios de la operación y tarifario que el Ministerio de Transporte viene llevando adelante.

Al presentar el informe, Greco recalcó que la CNDC sigue trabajando en forma coordinada con otras áreas y organismos “para garantizar las mejores condiciones, favorecer la competitividad de la economía argentina y que los consumidores tengan más y mejor opciones”.

"Coincidimos en el análisis y estamos avanzando en medidas que van de la mano con lo propuesto, para bajar las barreras de ingreso al sector, desburocratizar y brindar más herramientas que permitan modernizar los servicios”, sostuvo -Luis Molouny, subsecretario de Transporte Automotor.

“Todavía quedan muchas cosas por hacer; estamos hablando de cambios estructurales frente a un estancamiento de los últimos 25 años. Las recomendaciones de la Comisión reafirman el camino que venimos transitando cuyo objetivo es que los argentinos tengamos más opciones a la hora de elegir y que los precios sean más accesibles, para que cada vez sea más la gente que viaja. En un país tan extenso como el nuestro la conectividad y el transporte son fundamentales para desarrollar el turismo, motor de crecimiento federal y de empleo”, añadió.

El diagnóstico
. De acuerdo al análisis realizado por la CNDC, el sector se encontraría altamente concentrado, tanto en términos del parque automotor como en la prestación de corredores (origen-destino).

. La CNDC, además, encontró que el sistema de “Permisos” que deben tramitarse para poder prestar servicios en cada corredor representa una barrera a la entrada de nuevos competidores que limita la competencia.

. El mecanismo de regulación de tarifaria actualmente vigente, que aplica también a aquellos corredores en los que existe competencia, podría estar generando incentivos no deseados a mantener altos los precios del sector. En efecto, la regulación establece una base tarifaria y una banda que define una tarifa máxima y una tarifa mínima, dentro de la cual la tarifa puede fluctuar. Sin embargo, el ajuste de la base tarifaria (y, consecuentemente, de la banda) se hace en base a la evolución de las tarifas en los llamados “corredores competitivos”, lo cual induce a las empresas del sector a fijar las tarifas de estos corredores competitivos cerca del tope de la banda.

. La CNDC concluyó que la inminente puesta en operación de vuelos low cost modificará el entorno competitivo para el Autotransporte Interurbano de Pasajeros, lo cual debería llevar a la reconversión del sector, para transformarlo en un servicio más eficiente y complementario del aeronáutico, que permitiera conectar las localidades más pequeñas con los aeropuertos más cercanos.

Las recomendaciones y los avances

Entre las recomendaciones que realizó la CNDC al Subsecretario de Transporte Automotor se encuentran:

1) Sistematizar y mejorar el sistema de estadísticas completo del sector, a fin de garantizar que se puedan llevar adelante análisis periódicos de manera más certera y transparente con el objeto de conocer sobre la existencia y funcionamiento de grupos empresarios, relevar información estadística, obtener información relacionada al parque automotor, líneas, frecuencias, pasajeros transportados, etc.

El Ministerio de Transporte, a través de la CNRT, creó ya un sistema denominado “servicios inter” que actúa como plataforma para captar información estadística del sector, con el detalle de cada servicio, y que reemplazó a las históricas declaraciones juradas en papel. Se está avanzando en el desarrollo de nuevas herramientas que permitan cruzar datos y mayor accesibilidad a la información.

2) Agilizar el otorgamiento de Permisos a efectos de reducir las barreras a la entrada y salida de operadores y servicios en los distintos corredores.

Sobre este punto, el año pasado la Secretaría de Gestión de Transporte, amparada en el decreto 891/17 de buenas prácticas en materia de simplificación, ha avanzado en la desburocratización en el proceso de otorgamiento de permisos en modalidades desreguladas como Turismo y Oferta Libre. Gracias la digitalización de expedientes y a la agilización de los procedimiento, permisos que solían otorgarse en 7 meses hoy demoran mes y medio. Fue un primer paso en la reconversión y flexibilización para la entrada de más actores al sector. Continúan hoy las conversaciones para expandirlo al resto de los servicios de larga distancia, a través de un nuevo marco normativo.

3) Promover la competencia interna y la reconversión competitiva del negocio para incentivar la eficiencia de la red de transporte de pasajeros y la complementariedad entre las distintas modalidades de transporte de larga distancia.

En ese sentido, se han tomado ya acciones concretas a través de las resoluciones número 79, 718, 106 y 49 del año pasado. La primera, otorga herramientas de flexibilización para el aumento o disminución de las frecuencias de los servicios prestados. De esta manera los prestadores tienen la posibilidad de modificar el régimen de oferta de servicios en función de la demanda de los mismos. La segunda resolución amplió la banda tarifaria en la cual pueden moverse los prestadores, lo que permite que puedan presentar tarifas más competitivas en aquellos corredores donde la situación de demanda lo amerite. Por último, las resoluciones 106 y 49 permiten a los prestadores presentar un plan de readecuación de servicios - modificaciones respecto de los servicios que actualmente prestan como cambios de frecuencia y modificación de cabeceras- en pos de facilitar el proceso de reconversión del sector.

4) Modificar el mecanismo de regulación tarifaria de manera que el mecanismo de ajuste de la tarifa sea independiente del comportamiento de las empresas, que se eliminen las tarifas mínimas y que no se regulen las tarifas de los corredores en los que existe competencia.

Hubo un primer acercamiento a la desregulación tarifaria, que fue la ampliación de la banda a través de la resolución 718, dándole flexibilidad a las empresas para que puedan ofrecer distintos precios según varíe la oferta - demanda, para captar más pasajeros y que puedan cubrir costos del sistema. Además por primera vez dicha actualización se corresponde con un análisis técnico de la estructura de costo, cosa que no sucedía en el pasado; durante 2015 y años anteriores los aumentos de los valores de referencia fueron un reconocimiento del aumento establecido por el mercado, sin criterios técnicos que los sustenten.

5) Alentar que las empresas de AIP adopten soluciones tecnológicas como plataformas de internet o tecnologías similares como herramienta adicional a la hora de hacer frente a la competencia intermodal.