Mendoza: avanzan las obras del futuro Polo Judicial Penal

Se trata de tres edificios que duplicarán la capacidad de funcionamiento del Poder Judicial de la provincia. Las obras son cofinanciadas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.


Entre los objetivos trazados en el programa Justicia 2020, el proyecto de la construcción de un Polo Judicial Penal en la provincia de Mendoza avanza sin demoras desde fines de 2018. Son tres edificios que, en su extensión de 33 mil metros cuadrados, duplican la capacidad de funcionamiento del Poder Judicial de la provincia. Cada una de estas construcciones tiene un destinatario específico ya asignado: una será para la Suprema Corte de Justicia, otra será ocupada por los funcionarios y empleados del Ministerio Público Fiscal y en la tercera funcionará la Estación Transitoria de Detenidos y Aprehendidos.

Al respecto, el subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benitez, expresó que “el Polo Judicial Penal está pensado para acompañar las reformas procesales que ya se han aprobado en Mendoza, agilizando los procesos con plazos más cortos”.

Además el funcionario recalcó que la gestión presidida por el ministro Garavano impulsa la implementación de la reforma penal a nivel federal. Y aporta datos: “El proyecto de un nuevo Código Penal ya fue presentado al Congreso y el proceso oral acusatorio ya está funcionando en la Justicia Federal de Salta y Jujuy con muy buenos resultados, pues en menos de cuatro meses se dictaron más de 30 condenas firmes por delitos relacionados con el narcotráfico. Y esperamos que el nuevo sistema próximamente avance en la Justicia Federal de Mendoza y se implemente progresivamente en todo el país”.

Adicionalmente, el proyecto abarca la construcción de un túnel de comunicación que se extenderá desde el penal San Felipe hasta el terreno donde se está edificando el Polo Judicial, y cuya finalidad es la conexión de los edificios de la Suprema Corte, el Ministerio Público Fiscal y la Estación Transitoria –denominada Edificio Estrada- con ese establecimiento penitenciario.

Descomprimir sectores de Justicia

El funcionamiento de la Justicia Penal y del Ministerio Público Fiscal será trasladado a un emplazamiento ubicado detrás de los penales provinciales, lo que significará una mejor manera de emplear los recursos. Las audiencias orales se llevarán a cabo directamente en ese edificio y se evitará así el traslado de los internos.

Puntualmente, la Estación Transitoria de Detenidos y Aprehendidos contará con calabozos, en las que permanecerán alojados los detenidos hasta el momento en que se les tome declaración y el Ministerio Público Fiscal formalice la acusación en su contra.

Por su parte, el director de Apoyo a las justicias provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo Treguer, señaló que “la obra en su conjunto significará descomprimir sectores de Justicia que hoy se ven sobrepasados por falta de superficie acorde para llevar adelante las tareas asignadas”.

Esto, además, “implicará el fortalecimiento institucional del sistema judicial mendocino, garantizando mejores instalaciones, edificios integrados, y seguridad en los traslados de detenidos, produciendo a su vez un importante ahorro en alquileres para el Poder Judicial”, remarcó Treguer.

Una mejor infraestructura edilicia

La inversión para la edificación de este moderno complejo judicial es cofinanciada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Las previsiones apuntan a que el Polo Judicial Penal esté construido en su totalidad para fin de este año.

“La justicia de Mendoza necesitaba este Polo Judicial para avanzar contra el delito y permitir que el Estado dé una respuesta eficaz. Un buen sistema de justicia penal les permite a todos los mendocinos vivir más tranquilos. Hemos destinado fondos para apoyar a los poderes judiciales y ministerios públicos provinciales, para que tengan una mejor infraestructura edilicia y tecnológica, y así implementar la videograbación de audiencias orales y el expediente judicial, dos pilares de la transformación judicial que impulsamos”, señaló Garavano.

El ministro visitó las instalaciones en octubre, acompañado por los ministros de la Suprema Corte mendocina, Dalmiro Garay y José Valerio; el procurador general Alejandro Gulle; y el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Nocetti.