Memoria, Verdad y Justicia en PAMI

El secretario Horacio Pietragalla Corti participó del acto de incorporación como trabajadoras de la obra social a hijas de desaparecidos.


En la sede central de PAMI, la Directora Ejecutiva Luana Volnovich encabezó el acto en el que quedó formalizada la designación de María José Luján, hija de María Cristina Mazzuchelli, y de María Victoria Ventura, hija de Carlos Ventura, trabajadorxs de la obra social detenidos-desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

Los nombramientos representan un acto de reparación histórica y se dan en el marco del compromiso de la institución con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.
Participaron del encuentro Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora; Lita Boitano, presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; y Julián Scabbiolo de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, junto a trabajadorxs y representantes gremiales.

En representación del organismo estuvieron presentes el subdirector ejecutivo, Martín Rodríguez y secretaria de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Género y Políticas de Cuidado, Mónica Roqué, entre otrxs funcionarixs.
“Mejorar las prestaciones y también cuidar a nuestros trabajadores ha sido nuestro compromiso, y es parte del proyecto que vamos construyendo”, expresó Volnovich, quien recordó que nació en Brasil, donde sus padres debieron exiliarse durante la dictadura. Y consideró que “es un orgullo individual y colectivo que desde ahora María José y María Victoria sean trabajadoras de PAMI”.

Por su parte Pietragalla transmitió a los presentes el saludo de la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y subrayó la importancia que tienen estos actos de reparación “que nos tienen que llenar de orgullo, porque la Memoria, la Verdad y la Justicia son pilares de nuestra democracia”.
María José Luján nació en 1976. Su mamá, María Cristina Mazzuchelli, perdió la vida el 26 de setiembre de ese año, resistiendo un operativo militar. Por el armamento utilizado por el Ejército, la casa se incendió y debieron intervenir los bomberos, quienes pudieron rescatar a María José.
María Victoria es hija de Carlos Ventura, militante de Montoneros secuestrado el 28 de marzo de 1977. Al momento de su desaparición, Carlos tenía 27 años, un hijo de 18 meses y a María Victoria, de sólo 40 días. Gladis, su pareja, pudo ponerse a salvo para criar a sus hijos.