Medidas para garantizar autenticidad de los documentos de tránsito

Conocer el origen e identidad de los alimentos que se transportan es fundamental para garantizar el expendio seguro y su inocuidad para el consumidor.


Buenos Aires - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) implementó el Sistema de Gestión de Certificaciones (SIGCER) a través del cual los establecimientos habilitados emiten los certificados de tránsito para amparar el traslado de las mercancías entre establecimientos o hacia su lugar de expendio final.

Con el fin de llevar un control por parte de las autoridades locales, provinciales y nacionales de tránsito, cada documento cuenta con un Código Único de Verificación (CUVE) en el extremo superior izquierdo, el cual sirve para validar por vía telefónica la autenticidad del certificado y el detalle de cada producto transportado.

Específicamente, cualquier agente de control o destinatario final de un despacho puede llamar al número gratuito que figura dentro del símbolo del CUVE y completar la información requerida, con la cual el sistema responderá dictando la información valida del documento o informando la inexistencia del mismo.

“El CUVE es la herramienta con la que cuentan todas las fuerzas de seguridad a la hora del control de tránsito para validar la autenticidad de los documentos y la identidad de las mercancías transportadas”, explicó Nicolás Winter, coordinador general de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa. Además aclaró que “se está a solo una llamada gratuita de distancia en el accionar de los controles en cualquier parte del territorio nacional”.

Asimismo, cabe destacar que los certificados de serie “Z” –emitidos previamente del SIGCER para su uso en caso de contingencia o excepción y completados a mano al momento del despacho de la mercancía– también cuentan con el CUVE, el cual permitirá especificar el establecimiento de origen del mismo y su vigencia.

Es importante entender que el sistema de control de los alimentos lo conforman todos los actores de la sociedad en sus diferentes roles, en el cual la verificación de identidad de los certificados al momento del tránsito resulta fundamental para garantizar el expendio de alimentos seguros a los consumidores. En caso de inconsistencias, es fundamental dar intervención al Senasa para el decomiso de la mercancía e imputación de la falta, a la empresa transportista y a la productora de los alimentos, según corresponda.

“No conocer la trazabilidad, es decir, el origen de un alimento, impide saber si el mismo fue producido cumpliendo las normas higiénico-sanitarias vigentes, y por lo tanto no puede garantizarse su inocuidad”, indicó Winter. “Por eso son tan importantes para salvaguardar la salud pública los controles de ruta que realizan cada día las diferentes autoridades de tránsito de todo el país”, finalizó el funcionario del Senasa.