Más de 1.000 cabinas de peajes se suman a la campaña de SEDRONAR para prevenir el consumo de alcohol

Durante la firma de un convenio en el peaje de Hudson, la titular de la Secretaría, Gabriela Torres, le entregó a Facundo Moyano parte del material gráfico que el SUTPA va a exhibir en sus puestos para concientizar sobre las consecuencias físicas y sociales del consumo excesivo. Van a trabajar en conjunto con la Junta de Seguridad en el Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial.


Unas 1.200 cabinas de peaje en todo el país se van a sumar a la campaña “Verano Cuidado” para crear conciencia sobre los riesgos del alcohol al volante, y las consecuencias físicas y sociales del consumo excesivo. Con ese objetivo, la titular de la SEDRONAR, Gabriela Torres, firmó un convenio este mediodía con el Presidente de la mutual del Sindicato de Peajes (SUTPA), Facundo Moyano, y le entregó parte del material gráfico que estará visible en las cabinas durante la temporada estival.

El encuentro se realizó en el peaje de Hudson, en Berazategui, donde además estuvo presente el presidente de la Junta de Seguridad en el Transporte (JST), Julián Obaid, quien también suscribió un acuerdo con la Secretaría de la Jefatura de Gabinete de la Nación para trabajar sobre las consecuencias de los consumos problemáticos de sustancias en los ámbitos del tránsito y la vialidad, al igual que la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

“Este convenio con el sindicato de trabajadores de peajes es una de las acciones que sumamos para instalar el problema de que el consumo excesivo de alcohol trae consecuencias físicas y sociales”, explicó Torres y agregó, con respecto al acuerdo con la Junta Nacional de Transportes, que “vamos a poder capacitar a los conductores y a las empresas porque frente este problema es la única manera de que entre todos nos pongamos de acuerdo, instalemos e interpelemos también qué estamos haciendo con esto”.

Por su parte, Moyano destacó “la importancia de trabajar en campañas para generar conciencia de los peligros del consumo de alcohol en conductores para reducir los siniestros viales”, que va en sintonía con el proyecto de alcohol y estupefacientes cero al volante, que presentó este año en la Cámara de Diputados.

La coordinación de acciones de prevención y difusión de mensajes de cuidado en los peajes, que incluye 1.200 stickers y 2.000 afiches, es otro de los ejes de Verano Cuidado, la campaña de prevención y atención frente al consumo excesivo de alcohol que coordina la SEDRONAR con el ministerio de Seguridad bonaerense, y los municipios de la Costa, en el marco del Operativo “De Sol a Sol”, que lanzó la provincia de Buenos Aires la semana pasada.

Con puestos de hidratación ubicados en playas y espacios de esparcimiento nocturno, promotores recorriendo las calles, policías, bolicheros y guardavidas capacitados para saber cómo actuar, y la red local de asistencia y urgencias organizada, se busca cuidar a las y los más jóvenes de los excesos con el alcohol, la sustancia psicoactiva legal más consumida en la Argentina y la de mayor acceso y disponibilidad.

Por eso, la campaña Verano Cuidado también incluirá una estrategia de comunicación con publicidades en medios, vía pública, redes sociales y folletería en comercios y peajes, con el objetivo de desnaturalizar el consumo de bebidas alcohólicas y abordar sus consecuencias, apelando al cuidado entre pares y la corresponsabilidad de los adultos.

Los acuerdos con la JST y la ANSV también incluyen la capacitación en prevención para el personal del ámbito del tránsito y la vialidad. Y el intercambio de datos y estadísticas vinculadas al consumo problemático de sustancias y sus consecuencias en los ámbitos del tránsito y la vialidad.

De acuerdo con el Estudio “Consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas en siniestrados viales” realizado en salas de emergencia de hospitales públicos de Argentina (ONSV-ANSV), el 25,1% de los conductores (automovilistas, motociclistas y ciclistas) declararon haber consumido alcohol en las horas previas al siniestro vial.

Además, el estudio pone en evidencia que la gravedad de las lesiones por siniestros viales aumenta en automovilistas y motociclistas que consumieron alcohol en las seis horas previas. Las lesiones moderadas y graves son más frecuentes en las personas que ingresan con consumo de alcohol (54,9% y 13,7% en automovilistas, y 54,8% y 17,8% en motociclistas), respecto de aquellas que ingresan sin consumo previo (49,5% y 6,5% en automovilistas, y 45,6% y 13,6% en motociclistas).