Mariano Federici participa en Chile del seminario “Cultura de Integridad: Pilar para el Crecimiento Económico”


En un viaje auspiciado por la Agencia de Cooperación Chilena para el Desarrollo, Mariano Federici, presidente de la Unidad de Información Financiera, participó en Chile, junto a integrantes de su equipo, de una misión de cooperación entre la Unidad de Información Financiera de Argentina y la Unidad de Análisis Financiero de Chile, destinada a intercambiar conocimientos y experiencias sobre procesos de detección de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo.

Argentina hoy preside el GAFI y la UIF de Argentina ejerce la vicepresidencia del Grupo Egmont, que reúne a todas las Unidades de Inteligencia Financiera a nivel global. Al respecto, el titular de la UIF manifestó que “la confianza depositada en los países de la región como Chile es innegable”.

En su presentación "Impacto macroeconómico de la corrupción y el lavado de activos", Federici repasó la experiencia argentina en este tema y realizó un crudo diagnóstico del efecto que generó. Esto, sosteniendo de entrada que la corrupción política y el Lavado de Activos han pasado a ocupar un lugar prioritario en el análisis, por su capacidad de poner en riesgo la estabilidad financiera y la economía.

El presidente de la UIF habló " no solo de su impacto macroeconómico sino también del impacto institucional y del impacto devastador en lo social que estos delitos ocasionan", y luego explicó que la salida de los problemas que dejaron quienes gobernaron el país hasta el 2015 "no ha sido ni es fácil". Sin embargo, señaló que el costo de todo el daño causado tiene más bien una naturaleza de índole moral, con la pérdida de integridad. "Este es el daño que más cuesta reparar", enfatizó, y agregó: "Son económicamente incuantificables, pero tienen impacto directo en la economía porque afectan la confianza en la que se basa todo crecimiento económico sustentable".

Federici reconoció que en el país están trabajando desde sus respectivas áreas con ese diagnóstico presente, pero también con el optimismo de saber que la mayor parte de los argentinos quiere un cambio que permita recuperar los valores fundamentales. El gran desafío del cambio, dijo, "pasa por crear las condiciones de seguridad jurídica y estabilidad macroeconómica que permitan recuperar la confianza perdida”. En este sentido, agregó “la protección de la integridad económico financiera resulta un pilar fundamental”. Y enfatizó que es "necesario un nuevo pacto de integridad con el sector privado".

Consultado por la prensa internacional sobre las reformas que impulsa la UIF en Argentina, Federici destacó: “Hemos implementado recientemente una nueva regulación para el sistema bancario y cambiario que adopta un enfoque basado en riesgos, permitiendo a los bancos trabajar de una manera más eficiente.” Y adelantó: “Ya tenemos en producción las reformas del sistema de valores, seguros, fideicomisos, tarjetas de crédito y cooperativas, que esperamos tener listas antes de fin de año. El año que viene vamos a empezar a abordar las reformas a los reglamentos de los actores no financieros, escribanos, contadores, auditores, casinos, comerciantes de piedras y metales preciosos, concesionarias de automóviles y otro tipo de actividades de la economía real.”