Presidencia de la Nación

María Guillermina Bevacqua, nueva directora transitoria del Palacio San José

Historiadora del Arte e investigadora del CONICET, María Guillermina Bevacqua hace una primera evaluación sobre la situación del Palacio San José y se explaya sobre los próximos pasos a seguir. Además, opina sobre la relación del museo con la comunidad.


“En nuestra región, hay un sentido de pertenencia muy fuerte con el Palacio San José y lo que representa desde la infancia misma, con las visitas y paseos que hacemos con la familia o con la escuela primaria o secundaria”, explica María Guillermina Bevacqua, la nueva directora a cargo del monumento histórico y museo nacional que fuera la residencia del primer presidente constitucional, Justo José de Urquiza, en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.

Bevacqua habla en el acto de asunción, acompañada por la directora nacional de Museos, María Isabel Baldasarre, y el secretario de Gestión Cultural, Federico Prieto
Bevacqua habla en el acto de asunción, acompañada por la directora nacional de Museos, María Isabel Baldasarre, y el secretario de Gestión Cultural, Federico Prieto.

El Palacio San José es el edificio histórico más importante de Entre Ríos por su arquitectura exquisita y por la vegetación que lo rodea. Construido en el medio del monte entrerriano a partir de 1848, el Palacio está conformado por 38 habitaciones y cuenta con 7 antiguas dependencias de servicio, 2 jardines, 40 hectáreas de parque, un lago artificial y una capilla con la cúpula decorada por el pintor Juan Manuel Blanes. En 1935 fue declarado Monumento Histórico Nacional y al año siguiente se convirtió en museo. Hoy está bajo custodia del Estado Nacional.

“También hay un legado histórico en relación a la organización de un territorio federal con el que crecemos. En ese sentido, el legado de Urquiza es fundacional para nuestra región y confluyen en los sueños de una patria en la que la educación y la cultura son elementos decisivos para la conformación del imaginario nacional”, opina Bevacqua sobre la relevancia de la figura del Urquiza para las y los vecinos del museo. Es que el Palacio fue además escenario de la vida política de Entre Ríos, de la historia de la región y de la organización política del país de fines del siglo XIX y, también, el lugar donde fue asesinado el General.

Bevacqua, nacida en la misma Concepción del Uruguay, conoce el sentir de las y los habitantes de la región sobre este espacio histórico y también sede de actividades culturales. La nueva directora estará a cargo del despacho del Museo en reemplazo de Norberto Irribarren -quien finalizó su periodo como director en junio pasado- y hasta que se realice el concurso público para cubrir el puesto.

Aún así el proceso para su selección fue el resultado de un profundo trabajo articulado con la Provincia de Entre Ríos, que incluyó entrevistas a diversos candidatos.

María Guillermina Bevacqua - Mina, como le dicen sus conocidos- es Licenciada, Profesora en Artes y Doctora en Historia y Teorías de las Artes, por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Además, en su trabajo académico vincula el arte con la ciudadanía y la identidad, como becaria posdoctoral de CONICET. Formó parte del equipo curatorial de Inventar a la intemperie e integra el Colectivo de teatristas autoconvocadxs por una Ley de Teatro Independiente en la Provincia de Entre Ríos, con quienes redactó la Ley N°10.931, de Teatro Independiente.

En esta entrevista hace una primera evaluación sobre la situación del Palacio San José y se explaya sobre los próximos pasos a seguir. Entre las primeras acciones figura la decisión de ampliar el horario de visita: a partir del miércoles 20 de julio, el Palacio San José se puede visitar, de miércoles a viernes, de 8.30 a 18 h. Y los sábados, domingos y feriados de 9.30 a 18 h. Además, habla sobre lo que más le gusta, la relación del museo con la comunidad.

-En tus primeros días como directora, ¿pudiste hacer algún tipo de diagnóstico sobre el Museo?
-Sí, el Palacio San José se encuentra en un estado edilicio delicado. Fue construido a mediados del S. XIX (1848-1860) y como tal necesita mantenimiento continuo. Particularmente, la Capilla del Palacio aparece como el espacio más comprometido y afectado. Luego, hay sectores que demandan una urgente intervención, como los techos. Es de tal magnitud la puesta en valor a realizar que vamos a necesitar un fuerte trabajo mancomunado con las distintas áreas.

-¿Cuáles son las primeras acciones que tenés planeadas?
-Lo primero es conocer el recurso humano que diariamente desarrolla su tarea en el lugar, sus funciones y proyectos; a partir de ahí, establecer una relación con los mismos, para escuchar sus necesidades. Simultáneamente, con el responsable del Área de Mantenimiento, Ingeniero Rubén Darío Delsart, estamos realizando las evaluaciones “in situ” a los efectos de formular los pedidos pertinentes para las mejoras del edificio. También se trabaja en la programación de las vacaciones de invierno para que el Palacio vuelva a ser una institución de puertas abiertas, que abraza su comunidad, a sus vecinos y vecinas. También estamos trabajando fuertemente en la programación de los fines de semana largos, que es cuando más caudal de visitantes recibe el Palacio.


El ministro Tristán Bauer y el gobernador Gustavo Bordet recorrieron en marzo de 2021 el Palacio San José.

-¿Qué tipo de relación crees que deba tener el Palacio con la comunidad?
-Particularmente, me interesa desarrollar un fuerte vinculo con su comunidad, con su región, que el Palacio sea un escenario y espacio de esparcimiento para sus vecinos y vecinas. Me interesa un Palacio de puertas abiertas a las actividades artísticas y culturales. Sin duda, el Palacio desarrolla una fuerte labor educativa y quienes llegan, a través de las visitas guiadas que ofrecemos, acceden al conocimiento histórico del proceso de la organización nacional en el lugar donde se pensaron y diagramaron las acciones que llevarían a concretar la unidad territorial y la institucionalidad de la Nación Argentina. Por lo que, sin perder el sentido histórico del espacio, interesa ofrecer activaciones culturales que estimulen el vínculo con su comunidad.

-Como historiadora del arte, reivindicás la teatralidad de expresiones populares como el carnaval, que a su vez tiene mucha afluencia turística en la región. ¿Se puede trabajar esos dos aspectos, las expresiones populares y el turismo, desde el Palacio?
-¡Sí, por supuesto! Dentro de las planificaciones se espera aunar estas prácticas de antaño con la misma historia del Palacio San José y poder generar lazos en el tiempo que actualicen nuestras costumbres. Como así también desarrollar actividades especiales que dialoguen en tiempos de carnaval con la identidad y memoria de nuestra región. Sin embargo, desde mi labor como historiadora del arte, el mayor desafío también es atender aquellos relatos que han quedado sesgados de relatos mayoritarios; acción para la que estamos empezando a trabajar en ese sentido.

-El Palacio tiene un lugar destacado en la historia de la construcción nacional. ¿Qué función debería tener ahora en relación a nuestra memoria y la historia?
-El Palacio es un símbolo, esencialmente, es el escenario donde se definió la organización institucional de nuestro país; y la misión que le corresponde en el presente es actualizar la construcción del imaginario nacional: “la Entre Ríos que Urquiza soñó”, como dice nuestra Marcha de Entre Ríos, es una apuesta al futuro porque Urquiza fue un visionario de su época, con ese mismo espíritu, esperamos que el Palacio siga siendo un lugar para imaginar y concretar una sociedad con pleno acceso a la educación y la cultura.

Foto portada: ElEntreRios.com

Scroll hacia arriba