Marcela Rebón: “Gestionamos el conocimiento que produce y demanda el Ministerio para el diseño, planificación y mejoramiento de las políticas sociales”

La directora general de Información Social Estratégica detalló cómo articulan el trabajo con las distintas áreas en busca de conocimiento, consensos y transparencia, cuál es la importancia de acceder a la información pública y cómo realizan el seguimiento de los programas que despliega el Ministerio.


1- ¿Cuál es el trabajo que realizan desde la Dirección que usted tiene a su cargo?

-La Dirección General de Información Social Estratégica se ocupa del monitoreo, análisis y evaluación de las intervenciones que implementa el Ministerio de Desarrollo Social. La información es uno de los principales bienes en las sociedades del Siglo XXI y para la gestión pública es un insumo indispensable y fundamental para conocer la realidad social y generar políticas sociales para alcanzar los objetivos que nos plantea la compleja realidad que vivimos.

En términos generales, desde la Dirección mantenemos y explotamos bases de datos de programas sociales, construimos indicadores de seguimiento para cada política, articulamos con otros organismos del Estado, en sus diferentes niveles, generamos información de valor social a partir de registros administrativos y damos cumplimiento a las obligaciones en materia de acceso a la información y transparencia que tiene el organismo.

En otras palabras, gestionamos el conocimiento que produce y demanda el Ministerio para el diseño, planificación y mejoramiento de las políticas sociales, para dar cuenta de los alcances de las prestaciones que otorga cada programa y sus resultados, para la planificación programática y presupuestaria y para generar consensos y legitimidad sobre los ejes y prioridades de las políticas y planes que se implementan.

Es importante que a partir de la información social se fortalezcan políticas sociales que promueven la equidad y garantizan derechos. A partir de la evidencia, hacemos posible la construcción y validación de ideas, argumentos, fundamentos para el diseño y mejoramientos de las políticas de desarrollo social.

2- ¿Qué desafíos se plantearon al comienzo de la gestión, cuáles se cumplieron y cómo impactó la pandemia en la ejecución del trabajo?

El principal desafío es contribuir en el diseño y en el mejoramiento de las políticas públicas que tiene a cargo el organismo y lograr que aquellos que toman las decisiones puedan apoyarse en los insumos que se generan y en los intercambios con expertos de distintos ámbitos que se propician. En estos meses que llevamos en la gestión, hemos avanzado mucho en ese sentido. Trabajamos con cada área del Ministerio para consolidar información sobre las características de cada programa, su población destinataria, cobertura geográfica, los resultados alcanzados.

También generamos intercambios con gobiernos provinciales y municipales, organizaciones, universidades y centros de conocimiento que generan información social, y que nos permite tener un mejor diagnóstico de la realidad social. Pero también es un desafío que se renueva permanentemente acompañando la dinámica de la agenda de las políticas de desarrollo social.

En cuanto a la pandemia del Coronavirus, al tratarse de una emergencia sanitaria que tuvo y tiene un impacto directo en todos los indicadores sociales, en las formas de organizar el trabajo, en la modalidad de acceso a las prestaciones que se otorgan, desde la dirección buscamos acompañar la transformación y adaptación que se dieron en las políticas y programas del Ministerio. La rapidez de los cambios sociales que trajo aparejada la pandemia Covid-19, marcó la necesidad de generar instrumentos y herramientas innovadoras para conocer y transformar la realidad social en paralelo.

En los primeros meses del ASPO, realizamos un relevamiento de los Comités de Emergencia Provinciales y Municipales que logró contar con un rápido diagnóstico que permitió identificar las principales problemáticas que se presentaban en el territorio en el contexto de la pandemia y generar así, las medidas y respuestas necesarias para atenderlas.

3- ¿Cuál es la estrategia para llevar a cabo con éxito el seguimiento de los programas que implementa el ministerio?

El conocimiento no surge solamente de datos e indicadores, sino también de la sistematización y análisis que surge del análisis y la explotación de éstos. Si bien existen distintas herramientas que facilitan el ordenamiento de la información que nos permite hacer las tareas de sistematización y análisis, nuestro trabajo también implica articular constantemente con los responsables de cada política y programa así como también con los trabajadores y trabajadoras que hacen posible su implementación.

La información no es solo contar con datos aislados, sino también entender el contexto y el proceso que lleva a la construcción de la información de carácter social. Este conocimiento deriva de la acción propia de los gestores de las políticas sociales, y de su interacción con gobiernos y organizaciones del territorio, que son actores clave para la implementación de las políticas sociales.
La estrategia consiste entonces, en promover una sinergia y articulación entre quienes participan de cada uno de los momentos que implica el desarrollo de un plan, programa o acción de este Ministerio y hacer explícito que somos un área que presta un servicio y que damos cuenta de esa vocación.

4- ¿Cómo articulan el trabajo con las distintas áreas para lograr consensos, conocimiento y transparencia que se vea reflejada en el acceso a la información pública?

-En particular para dar cumplimiento al derecho al acceso a la información de los ciudadanos y las ciudadanas hemos implementado un procedimiento específico y un sistema de apoyo a las distintas áreas para dar respuesta a cada pedido de información que ingresa al Ministerio de Desarrollo Social.

A partir de identificar enlaces y referentes políticos y técnicos de cada una de las áreas, trabajamos con ellos en el ordenamiento y validación de la información solicitada y en la estandarización de respuestas para cada plan y programa. En este tiempo, teniendo en cuenta las consultas más recurrentes, hemos publicado en formato de base usuaria gran parte de la información que produce el organismo.

De esta manera, estamos aportando a la iniciativa del Portal Nacional de Datos Públicos del Estado Nacional creando nuestro propio catálogo de datos en clave de gobierno abierto.

5- Su trabajo es muchas veces en silencio, pero de suma importancia en los temas de agenda pública. Sin contar detalles ¿cómo es ese intercambio para que el ministro cuente con la mejor información?

-Además del intercambio con las áreas que implementan los planes y programas del ministerio, es fundamental la colaboración con otros actores y organismos que producen y utilizan información, así como también con aquellos que tienen incidencia en la agenda de las políticas públicas, y en particular en las de Desarrollo Social.

A los más tradicionales del ámbito académico, como las universidades, centros de investigación y organismos de cooperación internacional, hemos sumado también a las organizaciones sociales y a los movimientos sociales con trabajo territorial que en los últimos años han avanzado en la generación y difusión de conocimiento.

Es importante también el intercambio con nuestros pares de los gobiernos provinciales y locales. En este sentido, este año hemos conformado la Mesa Federal de Monitoreo y Evaluación en el marco del Consejo Federal de Desarrollo Social que preside el Ministro de Desarrollo Social de la Nación.

Es importante acompañar y promover el conocimiento de la realidad social que surge de la enorme red social que tiene Argentina.

6- A la salida de la pandemia, y en referencia a su trabajo, ¿qué prioridades se trazaron y con qué sueña al final de la gestión?

-La pandemia obligó a los organismos del Estado a tomar decisiones de coyuntura. Teniendo en cuenta que actualmente hablamos de políticas de desarrollo social que conviven con una situación sanitaria que todavía no tiene fecha de salida, las prioridades están orientadas a generar insumos y aportes para el mejoramiento de las políticas sociales. Creemos que debemos tener una visión de corto, mediano y largo plazo para atender la emergencia social, pero también para planificar la recuperación y la salida de la crisis.

En ese sentido, la política social de los próximos años requiere vincular a los trabajadores y trabajadoras más vulnerables con el trabajo, la producción y el ámbito comunitario. Llegamos a la gestión con muchos sueños. La situación de la pandemia hizo que tengamos que adaptarnos a la nueva realidad social pero los sueños siguen allí. El objetivo de la equidad, la garantía de derechos y el respeto de la diversidad.

Desde la Dirección esperamos poder aportar con información social estratégica al desarrollo de políticas sociales que promuevan la igualdad de género, el cumplimiento y protección de derechos de toda la población y en especial de los niños, niñas y adolescentes.