Mar Chiquita: Se evitó consumo de 22.500 kg de carne de cerdo de un frigorífico

Intervino el Senasa ya que personal ajeno al local realizó una faena sin autorización, poniendo en riesgo a consumidores.


MAR DEL PLATAEl Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), decomisó 245 reses de cerdos, que habían sido faenados en condiciones irregulares y sin la presencia de inspectores del Organismo, que realizan las tareas habituales de control sanitario.

Personal del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa constató en el establecimiento la presencia de medias reses recién faenadas en cámaras, y que había sido realizada con personal que no pertenece a la planta permanente del frigorífico.

Tras no haber sido notificado de esta faena, y no haber estado presente durante la misma, el Senasa no puede garantizar la calidad o sanidad del producto, lo que pone en riesgo la salud de los consumidores.

El Senasa certifica la sanidad, la calidad y la higiene de los productos porcinos destinados al consumo interno y al comercio exterior según las normas nacionales e internacionales y de otros servicios oficiales.

Supervisa además con personal debidamente capacitado, todos los procesos de la cadena de producción de animales, el transporte, los establecimientos faenadores, elaboradores, acondicionadores e industrializadores de productos, subproductos y derivados de origen porcino.

Recordamos, que desde el punto de vista de la Inocuidad de los productos, el Senasa lleva a cabo planes de muestreo para la determinación de bacterias indicadoras y patógenas, Plan Nacional de Control de Residuos e Higiene en Alimentos para la determinación de residuos de medicamentos, metales pesados y pesticidas.

Se utiliza la técnica de la Digestión Artificial de todas las reses para la determinación de Triquinosis, además del examen sistemático de todos los órganos y carnes en playa de faena (examen “post mortem”), para diagnosticar las patologías que se presenten que sean capaces de afectar la salud pública, la sanidad animal o causar perjuicio al interés de los consumidores.