Mabel Bianco: “La salud reproductiva es un servicio esencial”

La epidemióloga y presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer destaca la importancia del acceso a métodos anticonceptivos y de prevención de enfermedades de transmisión sexual en el contexto de la pandemia COVID-19.


En el reporte de hoy sobre la situación, las acciones y recomendaciones en torno al nuevo coronavirus participó la epidemióloga y presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) Mabel Bianco, quien definió a la salud reproductiva como un servicio esencial.

“La Organización Mundial de la Salud frente a la pandemia ha hecho muy tempranamente una advertencia a los ministerios de Salud de la necesidad, si bien la atención se concentra en los casos de coronavirus, de que no se descuiden los servicios esenciales como la salud reproductiva, incluido el control del embarazo y del parto”, expresó la epidemióloga.

La especialista advirtió sobre la importancia de contar con el acceso a métodos anticonceptivos y de protección de enfermedades de transmisión sexual como el preservativo “que son esenciales o básicos” para evitar un embarazo forzado es decir, “aquel que no pudimos evitar” e infecciones.

“Es muy importante que los jóvenes y adolescentes, sobre todo las mujeres, sepan que tienen la posibilidad de ir a los servicios de salud sexual y reproductiva donde pueden tener información y acceso a métodos anticonceptivos, incluido el preservativo que es un método de prevención muy importante tanto de embarazos forzados como del VIH-SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual”, destacó Bianco.

La especialista recomendó a los jóvenes asistir a hospitales o centros de atención para hacer consultas sobre salud reproductiva si lo requieren y sin temor a una infección de COVID-19 siempre y cuando, sigan las medidas de prevención necesarias.

También se refirió al abuso sexual, en especial de los menores de 19 años. “En este momento hay muchas situaciones que se están dando y hay que prestar atención. El mensaje es que los familiares, vecinos y amigos ayuden a denunciarlo porque es un delito”, pidió Bianco

Finalmente, solicitó a los profesionales de salud que “no rechacen a un adolescente que va a pedir un preservativo o un método y que necesita consejo”.