Los ministros de Educación de Argentina y Portugal dialogaron sobre los desafíos en el marco de la pandemia

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, mantuvo una videoconferencia con su par de Portugal, Tiago Brandão Rodrigues con el propósito de conocer el estado de situación de la vuelta a clases presenciales en ambos países


El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, mantuvo una videoconferencia con su par de Portugal, Tiago Brandão Rodrigues con el propósito de conocer el estado de situación de la vuelta a clases presenciales en ambos países. Durante el encuentro, ambos ministros conversaron sobre los programas realizados y las expectativas en cuanto al regreso a las escuelas y la importancia de la enseñanza digital en este período de pandemia, enfatizando que jamás reemplazará los procesos de enseñanza y aprendizajes en las aulas.

El titular de la cartera educativa argentina le compartió a Brandão Rodrigues el trabajo que se viene realizando en el país, dándole a conocer el esquema de promoción y reorganización del ciclo lectivo que se tiene pensado para marzo del año próximo. “Tenemos un enorme desafío de acreditación de conocimiento que va a implicar una fuerte reorganización pedagógica. Son momentos muy difíciles y somos conscientes que no se aprende lo mismo en la escuela que en la casa. Por eso, es muy importante para nosotros poder conocer los pasos que dieron ustedes y al mismo tiempo conocer las expectativas de regreso a las aulas y la visión que se tiene no solo en Portugal sino en otros países de Europa a partir del rebrote”, señaló Trotta.

“Esta primera reunión atravesada por el covid sirve para fortalecer la cooperación entre los países, más allá de la pandemia y mucho más por la mirada común que tenemos nuestros gobiernos - Portugal, España y Argentina- desde la perspectiva progresista, la cual es fundamental en una Sudamérica en la que la mirada progresista de los gobiernos es absolutamente minoritaria en este momento político”, agregó el ministro argentino.

Portugal, como la mayoría de los países del hemisferio norte, se encuentra actualmente en vacaciones de verano, a la espera del comienzo del ciclo lectivo 2020-2021. Si bien existe un consenso generalizado sobre la necesidad del retorno a las clases presenciales en septiembre, las noticias de rebrotes del Covid-19 en algunas regiones europeas (principalmente en España) han generado alarmas que produjeron discusiones sobre cómo afrontar las nuevas condiciones de sanidad que la situación de pandemia impone al momento de reiniciar las clases.

En la Argentina, hasta el momento solo dos provincias (y en algunos de sus departamentos) regresaron esta última semana a las clases presenciales de manera bimodal: San Juan y Formosa. La vuelta a la escuela se produjo respetando los protocolos establecidos y aprobados en el marco del Consejo Federal de Educación y la situación de regreso está sujeta a las condiciones epidemiológicas. Las aperturas de escuelas continuarán realizándose de manera escalonada bajo estricta protección de la salud de la población.