Los ministros Camaño y Gonzalez Garcia realizaron balance final del encuentro sobre el niño, la salud y el medio ambiente

La ministra de Trabajo, Graciela Camaño, y su par de Salud, Gines González Garcia, estuvieron presentes en un encuentro sobre el niño, la salud y el medio ambiente, organizado por la presidenta de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), Graciela Sfasciotti y la titular de la Asociación Argentina de Médicos por el Medio Ambiente (AAMMA), Lilian Corra.


La ministra de Trabajo, Graciela Camaño, y su par de Salud, Gines González Garcia, estuvieron presentes en un encuentro sobre el niño, la salud y el medio ambiente, organizado por la presidenta de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), Graciela Sfasciotti y la titular de la Asociación Argentina de Médicos por el Medio Ambiente (AAMMA), Lilian Corra.

El evento, -que llevó el lema “Un ambiente saludable para los niños”- fue propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se desarrolló en dos etapas, las que consistieron en “Análisis Político de la situación del niño que trabaja en Argentina” y el “Análisis Técnico de la situación de salud del niño que trabaja”.

Dicho acto tuvo como punto de partida que la problemática del trabajo infantil en la Argentina se ha venido incrementando desde la década del 80, ascendiendo actualmente en más de 1.500.000 chicos. Incluso según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) existen en el mundo 180 millones de niños trabajadores, siendo para Latinoamérica 17.400.000 millones, lo que supone que uno de cada cinco chicos participa en actividades laborales.

A raíz de un informe realizado por el INDEC, a mediados del 2002, por regiones geográficas, en la Argentina se registraron las siguientes aproximaciones: Gran Buenos Aires (Ciudad de Buenos Aires y partidos del G.B.A.) 480.000 casos Pampeana (Córdoba, La Pampa, Entre Ríos, Sta. Fe y G.B.A.) 465.000 Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) 115.000 Noroeste (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Stgo. Del Estero) 194.000 Noreste (Corrientes, Misiones, Formosa y Chaco) 149.000

Patagonia (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra Del Fuego) 97.000.

Además, con un financiamiento de la OIT de un monto de 255.765 dólares, este Ministerio y dicho organismo, -en el marco de un programa internacional para la erradicación de este flagelo-, vienen desarrollando una Encuesta y un Observatorio sobre el Trabajo Infantil, al que dieron comienzo el primero de febrero pasado, previsto a concluir para el mes de enero de 2.005, y esta cartera deberá elevar a la OIT “informes de avance” en forma trimestral.

Según estudios llevados a cabo por la CONAETI, aproximadamente 5000 chicos se encuentran realizando tareas rurales en nuestro país, 3000 realizan actividades cañeras y más del 30% no asiste a la escuela.

Al respecto, la ministra Camaño señaló que “en medio de la crisis más espectacular que haya tenido nuestro país, hemos tenido la capacidad de enfrentar con mucho valor, y con un enorme realismo el análisis de la problemática del trabajo infantil. No le escapamos al problema ni lo ocultamos. Por eso creo que la estrategia de la CONAETI, es poner luz al problema, exhibirlo y erradicarlo, porque un niño que trabaja, es sólo una fuente de trabajo menos para un adulto; un niño trabajador es un adulto que no va a trabajar dignamente”.

Por su lado, la titular de CONAETI, Graciela Sfasciotti expresó que “el trabajo infantil es una de las peores formas de explotación y abuso infantil, ya que pone en jaque la salud, la seguridad, la educación y el futuro de un país al atentar contra los más chicos. La Argentina no está ajena a este duro flagelo, sino todo lo contrario, y eventos como este afirman el compromiso de todos los sectores para combatir esta problemática”, dijo.