Los cuidados, un sector económico estratégico

Informe que mide el aporte del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al Producto Interno Bruto.


La Dirección de Economía, Igualdad y Género, que conduce Mercedes D’Alessandro, dependiente del Ministerio de Economía de la Nación, elaboró el informe “Los cuidados, un sector económico estratégico” dedicado al análisis de la distribución del trabajo doméstico y de cuidados en el hogar y a la medición del aporte de este trabajo no remunerado al Producto Bruto Interno (PBI).

Según el documento, el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado (TDCNR) representa un 15,9% del PIB y es el sector de mayor aporte en toda la economía, seguido por la industria (13,2%) y el comercio (13%). En total, se calcula que se trata de un aporte de $ 4.001.047 millones de pesos, valor que resulta de monetizar la gran cantidad de tareas domésticas que se realizan en todos los hogares, todos los días. Por caso, para tener dimensión de los que esto significa, Industria aporta $3.324.163 millones al PBI, y Comercio, $3.267.584 millones.

Además, el informe pone de manifiesto la desigualdad en términos de género: 9 de cada 10 mujeres realizan estas tareas: “Ellas dedican tres veces más tiempo que los varones. Esta distribución asimétrica contribuye a explicar que su participación en el mercado laboral sea más baja que la de los varones. También incide en que tengan trabajos más precarios, que implican a su vez una mayor desprotección social; por ejemplo no tener acceso a una obra social y, en un futuro, tener una mayor dificultad para acceder a una jubilación por no tener aportes. Las mujeres presentan mayores niveles de desocupación, ganan menos y, por consiguiente, son más pobres. En este sentido, es imprescindible entender que las condiciones del trabajo remunerado están estrechamente ligadas a cómo se resuelven las tareas no remuneradas”.

El estudio afirma que el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado es “el sector invisible que sostiene la economía”, y que “las mujeres realizan más del 75% de las tareas domésticas no remuneradas. El 88,9% de las mujeres participan de estas tareas y les dedican en promedio 6,4 horas diarias. Mientras tanto, sólo el 57,9% de los varones participa en estos trabajos, a los que les dedican un promedio de 3,4 horas diarias”.

Al mismo tiempo, remarca que la situación se incrementa debido al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio: “En pandemia, aumentaron las horas dedicadas a la limpieza, cocina y organización del hogar, y también a los cuidados de los/as niños/as y adolescentes, así como la asistencia a personas mayores”.

En cuanto a la participación de este grupo sobre el PBI en el contexto actual, el estudio subraya que “mientras muchos sectores productivos presentaron caídas en su nivel de actividad, el trabajo de cuidados, por el contrario, aumentó su nivel al 21,8% del PIB y muestra un aumento de 5,9 puntos porcentuales con respecto a la medición sin pandemia”.

Para acceder al informe ingresá aquí