“Los cambios en la ley de la Economía del Conocimiento apuntan a lograr un modelo de desarrollo dinámico e inclusivo”

 


El secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, celebró hoy la sanción por parte de la Cámara de Diputados de la ley que modifica el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento y que estableció un conjunto de beneficios tributarios para reimpulsar a este sector estratégico de la economía argentina.

La nueva norma refuerza el sendero de cambios estructurales iniciados con la sanción de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva y continuados con las recientes modificaciones a los derechos de exportación y al régimen de reintegros a las exportaciones.

En este sentido, Arias sostuvo que “estas reformas están direccionadas a construir un nuevo sistema tributario que sea más progresivo, más simple y que promueva la generación de empleo de calidad, el desarrollo tecnológico y las exportaciones de alto valor agregado”.

“Los cambios introducidos en la ley 27.506 apuntan a fortalecer las oportunidades para los emprendedores, apoyar el desarrollo exportador de las pequeñas empresas de servicios relacionados con el conocimiento y aportar a la equidad territorial y de género”, afirmó el secretario.

Entre los beneficios impositivos promocionales incluidos en la norma figura una reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias del 60% para las micro y pequeñas empresas; 40% para medianas empresas y 20% para las grandes empresas.

Asimismo, habrá un bono de crédito fiscal del 70% de las contribuciones patronales para cancelar obligaciones tributarias nacionales, más un 10% extra como incentivo a las incorporaciones de mujeres, travestis, transexuales y transgénero, profesionales con estudios de posgrado en materia de ingeniería, ciencias exactas o naturales, personas con discapacidad; personas residentes de “zonas desfavorables y/o provincias de menor desarrollo relativo” y personas ex beneficiarias de planes sociales.

La nueva ley contempla también la exención de retenciones y percepciones de IVA sobre las exportaciones y la deducción del impuesto a las ganancias de los impuestos análogos pagados por los ingresos generados por las exportaciones.

Entre otros de los cambios introducidos se destaca que la permanencia de las empresas como beneficiarias del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento queda condicionada a la verificación efectiva del cumplimiento de sus correspondientes obligaciones y compromisos por parte de la autoridad de aplicación a través de auditorías y controles anuales.

De este modo, Argentina continúa avanzando hacia sus consensuados objetivos de desarrollo social y económico, basado en los pilares de inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo y soberanía.

foto portada
Descargar