A los 103 años murió la cartógrafa Pilar Carballo


La cartógrafa Pilar Carballo, quien durante 42 años se desempeñó en el Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente del Ministerio de Defensa, falleció ayer, a los 103 años, en el Hospital Naval Buenos Aires.

Sus restos serán inhumados hoy a las 13 en el Cementerio de la Chacarita, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Carballo nació el 18 de octubre de 1915 en la localidad bonaerense de Santos Lugares e ingresó con sólo 19 años al SHN, donde se desempeñó durante los siguientes 42.

Con esmero y profesionalismo confeccionó las primeras cartas del Río de la Plata y del Litoral Marítimo Argentino y, por su entrega y compromiso, se convirtió en un ejemplo para todos los profesionales que compartieron su misma vocación.

Según ella misma recordó hace unos años, su primera carta, que ganó por concurso, fue la 7, que se extiende desde la ciudad de Buenos Aires a Tigre.

“Esa carta la hice con fotografía aérea, algo que nunca se había utilizado. Me las arreglé sola, sin ayuda de nadie”, recordó entonces emocionada.

Como una de las primeras mujeres cartógrafas del SHN, y pionera en su campo, fue distinguida el 10 de agosto de 1963 por el entonces jefe del SHN, capitán de navío Luis René A. Capurro, como madrina de la Lancha Hidrográfica ARA Cormorán.

Ese día, tal como impone la tradición naval, Carballo rompió una botella de champagne en la proa del buque, le asignó un nombre a la embarcación y se convirtió, desde ese momento, en su ángel tutelar, colaborando durante muchos años para el bienestar de las diversas tripulaciones.

Despedimos a Pilar con cariño y eterna admiración, agradecidos por su invaluable aporte.