Presidencia de la Nación

Lectura del "Facundo" en el Museo Histórico Sarmiento, una maratón que duró 15 horas

El sábado 7 de mayo cientos de personas participaron y disfrutaron de la jornada de lectura de Facundo o civilización y barbarie en las pampas argentinas, el ensayo publicado en 1845 por Domingo Faustino Sarmiento.


El Museo Histórico Sarmiento, junto al Grupo de Estudios Sarmientinos del Instituto de Literatura Hispanoamericana y la cátedra de Literatura Argentina I B (Amante) de la Universidad de Buenos Aires, convocaron a escritores, actores, músicos, artistas visuales, museólogos, cineastas y estudiantes para compartir una extensa jornada de lectura de una de las obras principales de la literatura americana, que cuenta la vida de Juan Facundo Quiroga.

Maratón de lectura del "Facundo"

Se leyeron 15 capítulos del Facundo, a sala llena, con un total de más de 400 personas durante toda la jornada que se extendió por 15 horas. Durante toda la maratón se observó el entusiasmo del público que no solo se acercó a escuchar la lectura de los fragmentos del libro, sino que participó en la lectura junto a las y los reconocidos invitados que fueron convocados.

Noe Jitrik en la maratón de lectura del "Facundo"
El escritor y crítico literario Noé Jitrik fue uno de los participantes de la maratón de lectura.

De la maratón participaron más de 120 lectores y lectoras en vivo y contó con la presencia de algunos invitados especiales como Noé Jitrik, Julio Schvartzman, Mariano Llinás, Beatriz Sarlo, David Oubiña y Sylvia Saítta, quienes leyeron pasajes de la obra y compartieron con el público presente ideas sobre los planteos ideológicos que presenta la obra y conversaron acerca de la producción de uno de los más grandes escritores del siglo XIX: Domingo Faustino Sarmiento.

Maratón de lectura del "Facundo"

Virginia Fernanda González, directora del Museo Sarmiento expresó: “que un museo se tome el atrevimiento, la osadía de llevar adelante una maratón de lectura de esta magnitud, que haya sido atravesado en un mismo día por la palabra recitada, la lectura, la escucha atenta, la música, la interacción constante de más de 400 personas, la visita de intelectuales, personajes de la cultura y las artes, y un público atraído por la propuesta, demuestra que aquí en esta arena pueden convivir en igualdad diversidad de personas con un solo interés: el de ser parte de una acción cultural y literaria. Es por ello que podemos afirmar que esta acción quedará en el registro de los museos que tienen el poder de producir, de pujar, en definitiva, que tienen el poder de #moveralmundo, por ello hoy mas que nunca el lema del @icom2022 es absolutamente pertinente #elpoderdelosmuseos es aquí llevado a su punto más alto, más poético, más audaz”.

Maratón de lectura del "Facundo"

Por su parte, Adriana Amante, organizadora del ciclo, manifestó que “la diferencia entre una ocurrencia y una idea es que una ocurrencia, aunque resplandeciente, es fugaz; mientras que una idea se proyecta en el futuro como plan. Ese fue el caso de nuestra maratón. Para que esa chispa se convirtiera en idea no habrían bastado una, dos, cuatro o diez cabezas motorizándola, sino cientos –sí, cientos– de fervores sarmientinos comprometidos concretándola, que eso sucedió con la lectura del Facundo que hicimos el sábado. El texto de Sarmiento fue el protagonista absoluto; el poder arrollador de su escritura cautivándonos todavía casi dos siglos después. Recuperamos, en un acto colectivo de comunión literaria que duró quince horas, la materialidad de ese discurso impetuoso, visual, embravecido, desmesurado, sonoro, enjundioso, lírico. Tres prácticas ya no tan usuales se dieron en ese ritual: la concentración sostenida en la comprensión de un libro completo, el ejercicio de la escucha activa y la recuperación de la lectura como un acto social".

Maratón de lectura del "Facundo"

El registro del evento estuvo a cargo de la productora audiovisual El Pampero Cine. Además fue transmitido en vivo y se puede ver ahora en el canal de YouTube del Museo Histórico Sarmiento.

Scroll hacia arriba