Las proyecciones vínicas logran un equilibrio después de varios años

El INV registró una disminución del stock vínico que podría representar una mejora para los productores.


El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informa que las proyecciones vínicas han logrado un equilibrio luego de varios años, como consecuencia de que los stocks técnicos en el país al 1 de junio de 2021, se redujeron a 4,6 meses, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

En este sentido, el INV registró una existencia de 10.242.600 hectolitros de vino viejo (2019 y anteriores) y 10.785.200 hectolitros de vino nuevo (actual cosecha), lo que totaliza un volumen de 21.027.800 hectolitros para todo el país.

Cabe recordar que anteriormente el stock técnico se ubicaba en los 6.9 meses, por lo que la reducción representa potencialmente un escenario favorable para el precio que reciben los productores, aunque el mismo dependerá de la repercusión económica que tenga la pandemia del COVID-19 en la actividad.

Desde el INV señalan que la baja en el stock responde a tres factores: el aumento de las exportaciones durante enero-abril de 2020 (con crecimientos del 58% de las ventas externas de vino a granel y del 19% de mosto concentrado); el repunte del 4% de las ventas en el mercado interno; y la disminución del 20% en la cosecha 2020.

En cuanto al grado alcohólico unificado 2019-2020 para vinos genéricos, se determinó 12,8% v/v para el vino blanco, y 13,2% v/v; para el vino tinto en Mendoza; mientras que, en la provincia de San Juan, el vino blanco quedó en 13,2% v/v y el tinto en 12,9% v/v.

Protocolo durante la pandemia

Cabe indicar que estos análisis y fiscalización se lograron pese a la emergencia sanitaria, y el INV desplegó a sus inspectores en todas las zonas vitivinícolas del país para realizar un correcto control de la Vendimia 2020.

De este modo, durante la vendimia presente se realizaron normalmente los controles de los ingresos de kilos de uvas y control refracto métricos del contenido azucarino de la materia prima para la elaboración de vinos y mostos en los distintos establecimientos de todas las zonas productoras del país.

Una vez concluída la cosecha, se procedió a realizar el cierre, para ello se concretó un operativo de toma de existencias de productos nuevos y viejos, degustación y control analítico de los vinos genéricos 2019 y anteriores, a fin de determinar su grado alcohólico, que interviene en la unificación con el vino genérico 2020.

Obtenidos todos estos datos, se procede a realizar el cálculo del grado alcohólico, tomando como base las Declaraciones Juradas de Ingreso de Uva (CIU) transmitas por los elaboradores, restándose de la masa total de uva, todas aquellas variedades potencialmente aptas para certificación de vinos varietales, con el fin de obtener la materia prima para determinar el vino genérico 2020.