Las escuelas rurales se destacan por su desempeño en la evaluación Aprender 2018


Los estudiantes de 6° año de primaria del ámbito rural muestran mejores resultados en Matemática y similares en Lengua, respecto a los que asisten a escuelas urbanas estatales, según se observa en la evaluación Aprender 2018 en comparación con Aprender 2016. Un nuevo informe temático publicado por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación estudia en profundidad los desempeños y características escolares de las instituciones rurales, a partir de la prueba que evaluó a todos los alumnos de 6° año de primaria de todo el país en Lengua y Matemática.

En el informe “Los aprendizajes en escuelas rurales del nivel primario” se sostiene que en Matemática un 56% de los estudiantes que asisten a instituciones rurales se ubican en los niveles Satisfactorio y Avanzado, mientras que en las escuelas urbanas esta proporción es del 50%. En Lengua, se registra una diferencia a favor de los estudiantes que estudian en la ciudad, aunque es menos pronunciada: un 68% de los estudiantes que asisten a escuelas rurales obtuvieron niveles de desempeños Satisfactorio y Avanzado, mientras que en las urbanas esta proporción es del 70%. Cabe aclarar que cuando se comparan resultados del ámbito urbano con el rural se toma únicamente el sector estatal debido a que la proporción de instituciones privadas rurales es muy baja (2%).

A su vez, en las escuelas rurales, se observa una mejora en relación a los resultados de Aprender 2016, sobre todo en el área de Lengua: en 2018 el 69% de los estudiantes obtienen niveles de desempeño Satisfactorio y Avanzado en Lengua, respecto a 62% que alcanzaba ese resultado en 2016. En este mismo sentido, la proporción de estudiantes con mayores dificultades (Por debajo del nivel básico) disminuyó en 8 puntos porcentuales respecto a 2016.

Muchas de las escuelas rurales, a diferencia de las urbanas, funcionan con la modalidad del plurigrado: se agrupa a estudiantes que están cursando distintos años de su escolaridad con un docente frente al aula. De este modo, se trabaja con un conjunto de niños y niñas de diferentes edades que cursan distintos grados en un mismo espacio y tiempo. En este sentido, 4 de cada 10 estudiantes afirman que asisten a establecimientos con plurigrado, mientras que 8 de cada 10 directores rurales dicen que en su escuela se implementa este tipo de organización.

En el ámbito rural las condiciones de vulnerabilidad son mayores: se identifica el doble de estudiantes pertenecientes a hogares de nivel socioeducativo (NSE) bajo, respecto al urbano. Los resultados de Aprender muestran que los estudiantes de NSE bajo del ámbito rural logran mayores desempeños que sus pares del mismo NSE en el ámbito urbano. Esto se profundiza en las escuelas con organización plurigrado. Los estudiantes de NSE bajo del ámbito rural logran 491 puntos promedio en Lengua frente a 467 en el ámbito urbano. En Matemática, la brecha en favor del ámbito rural es de 503 frente a 451.

En el mismo sentido, en el ámbito rural, los puntajes promedio del NSE medio y bajo tienden a igualarse; y las brechas entre los NSE alto y bajo son menores. Especialmente en Matemática: mientras que 70 puntos separan las categorías alto y bajo en urbano estatal, esta diferencia es de 30 puntos en el ámbito rural.

Por otra parte, el vínculo con el grupo en clase es muy valorado por los docentes de las escuelas rurales. La gran mayoría afirma tener buena relación con sus estudiantes y sentirse respetado por ellos en una proporción superior a los de las escuelas urbanas estatales. A su vez, la mitad de los docentes que ejercen en estos establecimientos afirma que puede dictar su clase sin que los estudiantes interrumpan permanentemente (esta proporción en el ámbito urbano es de 36%).

En cuanto a las situaciones de bullying, discriminación y violencia, en el ámbito rural los estudiantes afirman que presencian estas situaciones en menor proporción de lo que declaran los chicos y chicas del urbano. La discriminación por los aspectos físicos es la que presenta mayor diferencia entre ámbitos: mientras que el 20% afirma que esto sucede con frecuencia en el ámbito rural, en las zonas urbanas la proporción aumenta a 28%.

A medida que aumenta el tamaño de la escuela disminuyen progresivamente los puntajes promedio. Las brechas entre las escuelas más pequeñas y las más grandes son significativas: 29 puntos en Lengua y 62 en Matemática. Las escuelas rurales, debido a la baja densidad demográfica, suelen ser más pequeñas que las del ámbito urbano. Del total de estudiantes rurales evaluados, el 24% asisten a escuelas de 50 alumnos o menos y la mayor parte de estas escuelas adoptan la organización plurigrado. En tanto, un 20% de los estudiantes asiste a establecimientos educativos de 51 a 100 alumnos y un 56% estudia en establecimientos rurales de más de 100 alumnos. El informe completo “Los aprendizajes en escuelas rurales del nivel primario” puede ser consultado aquí.

En www.argentina.gob.ar/educacion/aprender están a disposición de la sociedad todos los reportes, informes, bases de microdatos y plataformas con información derivada de la evaluación nacional de los aprendizajes.