Las enfermedades transmitidas por alimentos pueden comprometer la salud

No comprometas tu salud es la campaña del Senasa destinada a concientizar a los consumidores para que cuiden su salud y prevengan enfermedades transmitidas por alimentos.


Buenos Aires - Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) son intoxicaciones o infecciones provocadas por el consumo de agua o alimentos contaminados con microorganismos o parásitos, o bien por las sustancias tóxicas que estos producen.

En este marco, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) lanza la campaña “No comprometas tu salud” destinada a prevenir las infecciones y las intoxicaciones alimentarias entre los consumidores.

Las infecciones se producen por la ingestión de alimentos que contienen microorganismos vivos perjudiciales para la salud como virus, bacterias y parásitos.

Las intoxicaciones se producen por la ingestión de toxinas o venenos que se encuentran presentes en el alimento ingerido, producidas por hongos o bacterias. Las ETA constituyen un importante problema de salud a nivel mundial. Por eso, el Senasa controla los procesos de inocuidad y calidad de los alimentos argentinos, tanto en la materia prima como en los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal.

Los principales síntomas que generan son trastornos gastrointestinales como dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos, a veces acompañados de fiebre. También pueden presentarse síntomas neurológicos, ojos hinchados, dificultades renales y visión doble, entre otros.

La duración e intensidad de estos síntomas varía de acuerdo a la cantidad de bacterias o toxinas presentes en el alimento, a la cantidad consumida del alimento y al estado de salud general de la persona.

Para prevenirlas, las recomendaciones principales que brinda el Senasa son:
• Separar los alimentos crudos de los cocidos.
• Cocinar completamente los alimentos, especialmente carnes, pollos, huevos y pescados.
• Mantener los alimentos a temperaturas adecuadas.
• Utilizar agua de red o potabilizarla antes de su consumo.
• Comprobar la integridad de los envases que se adquieren.
• Antes de comprar un alimento, controlar que su envase posea fecha de vencimiento y número de registro. Si no los tiene, denunciar la situación ante la autoridad competente.

Algunas de las enfermedades más reconocidas son botulismo, salmonella, brucelosis caprina y marea roja. Oportunamente, el Senasa irá difundiendo información acerca de sus características, sus principales síntomas y las formas de prevenirlas. No comprometas tu salud, prevení las ETA.