Las aulas de 18 mil escuelas públicas de todo el país ya están conectadas a Internet


El plan de conectividad -impulsado por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología- beneficia a más de 5 millones de alumnos. Además, un nuevo Centro Integral de Monitoreo de Tecnología Educativa garantizará su operatividad.
Comprobar en tiempo real el estado de la infraestructura de red y sus equipos, y gestionar los recursos para optimizar su funcionamiento en todos los establecimientos, son los objetivos del nuevo Centro Integral de Monitoreo de Tecnología Educativa, ubicado en la Ciudad de Buenos Aires.

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación actualmente lleva conectadas 18.000 escuelas de gestión pública que cuentan con acceso a Internet en sus aulas para uso pedagógico, ya sea a través de fibra óptica, coaxil, radioenlaces o, en el caso de zonas rurales o de difícil acceso, de tecnología satelital.

“La provisión de Internet en las escuelas se enmarca dentro de la iniciativa Aprender Conectados, que tiene como objetivo garantizar la alfabetización digital para el aprendizaje de las competencias y los saberes propios de la cultura digital y la sociedad del futuro”, manifestó el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, durante la recorrida que realizó en el lugar.

El Centro -que funciona en la sede de EDUCAR, la sociedad del Estado de la cartera educativa- cuenta con herramientas de avanzada para la solución de problemas. Una vez identificada el tipo de falla en la conexión en las aulas, se despliegan las acciones y procesos para su solución, que incluyen desde gestiones remotas hasta intervenciones con presencia física en las escuelas.

Aprender Conectados incluye la instalación, integración y puesta en marcha de la conectividad y de la infraestructura tecnológica para la provisión de WiFi en las aulas de todas las escuelas del país, con su posterior y permanente control y verificación del funcionamiento del servicio.