La Vicepresidenta de CNV participó de una mesa convocada por Garantizar en el Día de la Mujer Emprendedora

Las desigualdades en el acceso a créditos o cargos empresariales, así como los ejes y herramientas para superar las brechas, fueron algunos de los temas de un panel multisectorial del cual participó la vicepresidenta de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Mónica Erpen, en el Día de la Mujer Emprendedora.


“Claves para fortalecer proyectos, PyMEs y liderazgo” fue el lema del panel que abordó los desafíos y oportunidades del sistema financiero para impulsar el desarrollo y la productividad con perspectiva de género, así como el rol del Estado en generar políticas públicas y programas en esa línea.
También participaron Leticia Cortese, subsecretaria Pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo, Graciela Navarro, gerenta de Género, Diversidad y DDHH del Banco Nación, Juan Valassina, gerente de Desarrollo de Negocios y Nuevos Productos de Garantizar, y Liliana Villajuan, socia partícipe de Garantizar Pyme sustentable de alimentos.
Moderado por Gabriela Granata, directora periodística de BAE Negocios, el evento fue organizado por Garantizar SGR.
“No existen estadísticas consolidadas sobre el rol de las mujeres en el mercado de capitales. Ni como empresarias o emprendedoras que buscan financiamiento, ni como intermediarias ni como inversoras”, explicó Erpen, quien precisó que sólo hay “datos segmentados pero necesitamos más datos para construir un mapa”. En ese sentido, precisó que la CNV está trabajando en acuerdos con el Ministerio de la Mujer, Géneros y Diversidad, y con el INDEC para comenzar a registrar mediciones que pasen a formar parte de las estadísticas nacionales y que colaboren en el diseño de políticas públicas que busquen reducir las desigualdades.
Entre los datos que releva la CNV desde 2017, se encuentra la participación de mujeres en los directorios de las empresas cotizantes. Del total de miembros en 252 empresas relevadas, sólo el 11% son mujeres. Y solo 12 ocupan la presidencia.
“Estamos impulsando la inclusión de más participantes al mercado de capitales”, señaló la vicepresidenta, y dentro de esto “el objetivo es que más empresas y emprendedores puedan encontrar financiamiento a la medida de sus necesidades”.
Instó a “derribar el mito de que los inversores sólo atienden las necesidades de las grandes empresas”, pues “más de 19 mil Pymes se financian en el mercado de capitales descontando cheques de pago diferido y emitiendo obligaciones negociables que son títulos de deuda de las empresas.”
Para eso se están adaptando instrumentos ya existentes y creando nuevos vehículos. Erpen enfatizó que “la educación financiera, compartir información, concientizar sobre las posibilidades complementarias a los préstamos bancarios, es una forma de ampliar la caja de herramientas de quienes toman decisiones”, algo que es “fundamental en el proceso de inclusión”. Además afirmó que “la agenda es inclusiva en general y con perspectiva de género en particular”.
También remarcó que las nuevas generaciones tienen una conciencia muy clara sobre la necesidad de ir hacia finanzas sustentables que incorporen conceptos de impacto social y ambiental. “No todo es relación riesgo-rentabilidad. En el mundo la figura del inversor socialmente responsable avanza cada año y es una tendencia que llegó para quedarse”, aseguró.
Por su parte, Valassina admitió que “la igualdad de género en el ámbito financiero es una deuda pendiente”, por lo cual “necesitamos medidas concretas que aceleren el proceso para garantizar la inclusión”.
Tras mencionar que en los últimos años en el emprendedurismo de las mujeres hay una diversificación a los sectores agropecuarios, alimentos y tecnológico -además del tradicional de servicios-. Valassina remarcó la importancia de las SGR en su rol de facilitar el financiamiento y el valor de acompañar a las empresas a lo largo de todo el país.
Cortese, en tanto, aportó cifras en la industria y dijo que de cada 100 trabajadores 43 son mujeres, y agregó que cuanto “más grande es la empresa, es menor la presencia femenina”.
“A pesar de los avances con el paso de los años, persisten brechas de género que perpetúan diversas desigualdades”, afirmó la subsecretaria, que remarcó la importancia del “acompañamiento desde la política pública a las MyPyME lideradas por mujeres”.
“El diagnóstico nos hace pensar que debe ser una política transversal con acompañamiento y capacitación”, agregó Cortese y remarcó la presencia de mujeres en el gabinete del Ministerio de Desarrollo Productivo y la necesidad de que exista un enfoque centrado en el fortalecimiento de entornos laborales igualitarios, la erradicación de la violencia, las acciones integrales y la inclusión financiera con perspectiva de género.
A su vez, Navarro afirmó que “tantos años de sociedad patriarcal se ven en la masculinización del sistema financiero”, lo cual también se refleja en el otorgamiento de créditos, el 80% destinados a hombres y a las mujeres solo el 20%.
En Banco Nación se avanzó en “aplicar la perspectiva de género en el empoderamiento de la mujer y en lo salarial”, sostuvo. También destacó el impulso de la línea de créditos para PyMEs lideradas por mujeres y una investigación de mercado en marcha en donde serán las principales consultadas acerca de sus necesidades.
20-11-20