Presidencia de la Nación

“La transición energética es una oportunidad para la industrialización y reducir brechas territoriales”

Marcó del Pont participó de un evento organizado por la CONADU donde abordó la necesidad de implementar marcos regulatorios para, entre otros aspectos, garantizar la disponibilidad de una cuota de litio en Argentina para su industrialización.


“La transición energética es mucho más que la posibilidad de contar con divisas para aliviar la restricción externa, el desarrollo de la economía del litio es una oportunidad para fortalecer la industrialización y reducir las brechas territoriales que tiene nuestro país”, expresó la secretaria de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó del Pont, durante un evento organizado por la CONADU. “Nuestro gobierno no puede terminar sin haber puesto en discusión marcos regulatorios que, entre otros aspectos, garanticen la disponibilidad de una cuota de litio para su industrialización en Argentina”, expresó la funcionaria al participar de la segunda mesa de “40 años de democracia: Ciclo de conversatorios sobre luchas, conquistas y debates desde la perspectiva del sindicalismo universitario”.

Durante su intervención, Marcó del Pont precisó que “junto con las provincias de Catamarca, Salta, Jujuy y las áreas de Minería, Energía, Interior, Industria y Ciencia y Tecnología avanzamos desde la Mesa del Litio en la elaboración de un proyecto de ley que compatibilice la potencialidad exportadora con la disponibilidad del recurso para la industrialización local, un proyecto que permita reducir las asimetrías existentes al interior del país”.

El ciclo de conversatorios por los 40 años de democracia fue celebrado en el auditorio porteño del sindicato de docentes universitarios. “También trabajamos junto con las distintas áreas del Gobierno, los sindicatos, las terminales automotrices y los autopartistas para que la transición energética no golpee de frente a esa industria. El proyecto para la producción de vehículos eléctricos está en línea con la iniciativa que busca promover la industrialización local del litio y tiene como objetivo evitar que nuestro país se vuelva un importador de autos eléctricos. Por eso, articulamos para determinar cuáles son las reglas de juego, incentivo y condicionalidades para que las terminales empiecen a producir en Argentina”.

En relación con el litio y la experiencia internacional la titular de la Secretaría de Asuntos Estratégicos enfatizó que desde el gobierno argentino “seguimos con mucha atención el proceso virtuoso encarado por países Chile con el litio a lo largo de los últimos años. La experiencia reciente evidencia que existen condiciones para que los países que disponen de este recurso crítico establezcan condiciones para avanzar en el desarrollo de una economía del litio que, a través de la industrialización, permita generar puestos de trabajo con perspectiva federal y desarrollar capacidades tecnológicas que agreguen valor en cada uno de los segmentos de la cadena”.

Scroll hacia arriba