La SIGEN presentó un instructivo de trabajo para relevar el cumplimiento de las políticas de género en el sector público

En un encuentro virtual que contó con la presencia de más de 230 participantes, la Sindicatura General de la Nación, a través de su Observatorio de Políticas de Género (OPG), presentó el Instructivo de Trabajo Nº3 "Herramientas de Control sobre la Ley Micaela, Ley de Identidad de Género, e Igualdad de Oportunidades y Trato”, destinado a miembros de las Unidades de Auditoría Interna (UAI).


El encuentro fue encabezado por el Síndico General de la Nación, Carlos Antonio Montero y por la Síndica General Adjunta de la Nación y titular del OPG, Irma Miranda.

También estuvieron presentes, por SIGEN, el Secretario de Normativa e Innovación, Horacio Kunstler; y en representación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, la Directora de Capacitación del Sector Público en Género y Diversidad, Micaela Garibaldi; la Directora Nacional de Planificación, Seguimiento y Gestión de la Información, Victoria Gallo, y la asesora de la Dirección de Planificación, Florencia Magdalena Méndez.

En sus palabras de bienvenida, Montero destacó la política de género entre los temas más importantes de la gestión de gobierno, a la que calificó como “una tarea permanente”. Agradeció el interés de los más de 230 participantes y sostuvo: “Desde la SIGEN y el Observatorio estamos trabajando activamente en la temática de género, la pandemia no es excusa, hay un equipo que encabeza la Síndica Irma Miranda que funciona a pleno con presencia en todo el país a través de la Red Federal. En el marco de estas tareas, hoy les proponemos este instructivo de trabajo a desarrollar en cada UAI”.

Por su parte, Miranda resaltó que los instructivos se diseñaron “de la mano de las autoridades rectoras en la materia”, en el caso del tema género con el Ministerio de las Mujeres, y que su objetivo principal es “hacer un relevamiento en todo el sector público a través de las Unidades de Auditoría Interna”.

También adelantó que a través de la Mesa de Integridad Pública, junto a la Oficina Anticorrupción se dispuso “realizar la primera encuesta nacional de integridad y transparencia en todo el sector público, lo que nos va a permitir obtener datos homogéneos para tomar después las decisiones que correspondan”.

Luego, Kunstler se refirió a la metodología del instructivo y la carga datos administrativos, en función de “uniformar criterios” y de esta manera obtener “datos consistentes y que sean comparables y nos permitan hacer los análisis”.

Además presentó al instructivo como “una herramienta muy poderosa para trabajar porque como organismo tenemos acceso a casi la totalidad de la administración pública”.

En relación a la Ley Micaela, Garibaldi planteó la necesidad de construir instrumentos que permitan medir su cumplimiento y evaluar el impacto de esta formación para que “efectivamente sea una ley que pueda contribuir a que el Estado tome una posición sensible a las violencias por motivos de género”.

Por su parte, Victoria Gallo se refirió al desafío que implica relevar datos y “transversalizar la diversidad de género a través de los instructivos” y subrayó la importancia de las tareas de las UAI dado que el seguimiento y el monitoreo posibilitan “la captura de información de cómo va llevando el Estado la agenda de igualdad”.

Finalmente, Méndez brindó información legal sobre los instructivos, remarcó la decisión de cambiar de “porcentajes a cantidades absolutas” de manera que los relevamientos posibiliten “construir diagnósticos de base que nos permita ver las trazabilidad de las políticas”. Y destacó que “en definitiva todos los datos son útiles para ver dónde seguir fortaleciendo”.