La SIGEN participó en encuentros sobre integridad y buen gobierno en América Latina y el Caribe

Alberto Gowland participó del Segundo Encuentro de la Red de Integridad Pública de América Latina y el Caribe de la OCDE - BID, y de la reunión ministerial del Programa Regional de la OCDE para América Latina y el Caribe, que tuvieron lugar en la ciudad de Lima, Perú.


El Segundo Encuentro de la Red de Integridad Pública de América Latina y el Caribe de la OCDE - BID se realizó los días 16 y 17 de octubre. El objetivo fue generar intercambios de mejores prácticas en la implementación de políticas de integridad a nivel regional e internacional.

Durante la actividad, que reunió a los principales responsables de los Sistemas de Integridad de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Uruguay y Perú, se abordaron las prioridades identificadas en la reunión de 2017 en Santiago de Chile y se dio seguimiento a los resultados de la Cumbre de las Américas 2018.

Gowland disertó en el panel titulado “Las tres líneas de defensa al servicio de la prevención de la corrupción: Cómo lograr un control interno efectivo y eficiente”.

Por su parte, la reunión ministerial del Programa Regional de la OCDE para América Latina y el Caribe, se realizó los días 18 y 19 de octubre también en la capital peruana.

La actividad estuvo destinada al buen gobierno y la integridad pública y contó con la participación de funcionarios de 26 países de Latinoamérica y el Caribe y de representantes de organismos internacionales tales como el BID y el Banco Mundial.

El propósito de esta reunión fue compartir mejores prácticas en la región y otros territorios en materia de políticas de integridad y anticorrupción y difundir herramientas concretas que los países tengan a mano para implementar el Compromiso de Lima.

En ese marco, el Síndico General expuso en el panel “Hacia una infraestructura de calidad y buenas contrataciones públicas”, en el que reflexionó sobre los métodos para mitigar los riesgos de corrupción desde la perspectiva de la relevancia del control interno y gestión de riesgos.

De esta manera, la OCDE y otras organizaciones internacionales afines buscan apoyar la creación de agendas de gobierno basadas en reformas transformadoras que fortalezcan las instituciones y el buen gobierno en la región.