La Senadora Cristina Fernández destacó “el crecimiento con inclusión social” de Argentina

Cristina Fernández realizó hoy la primera actividad en Ginebra, concurrió acompañada por el ministro Carlos Tomada y el canciller Jorge Taiana, el embajador Alberto Dumont y el vocero presidencial Miguel Núñez.


Cristina Fernández realizó hoy la primera actividad en Ginebra, concurrió acompañada por el

ministro

Carlos Tomada y el canciller Jorge Taiana, el embajador Alberto Dumont y el vocero presidencial Miguel Núñez.

Expuso ante más de 100 empresarios y hombres de negocios que se dieron cita en el edificio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) convocados por la Organización Internacional de Empleadores.

La senadora Fernández destacó “el crecimiento económico con inclusión social” y definió que el desarrollo en la Argentina se da bajo los pilares de “la calidad económica, calidad fiscal y calidad social” permitiendo “el progreso de todos los sectores”.

Frente a un público empresarial, la senadora se encargó de enumerar los datos de la economía: desocupación de un dígito 8,3%, reservas por encima de los 40 mil millones de dólares, la baja de la pobreza y la indigencia. Durante la ponencia, Fernández habló también de la calidad financiera.

“La renegociación de la deuda significó el ahorro de 67 mil millones de dólares“, una deuda que en la actualidad representa el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) cuando antes significaba más del 130% dicha ecuación.

“A los empresarios debemos pedirles inteligencia“, señaló Cristina y “está comprobado que la cooperación entre el capital y el trabajo” mejora el desarrollo de las naciones generando “un círculo virtuoso“, y no perdió oportunidad para referirse a la necesidad del reparto 50-50 de la participación entre trabajadores y empresarios. “Hoy la participación de los trabajadores es del 41 %“, acotó la senadora.

En materia de seguridad social hubo tiempo para recordar que fue la gestión de Kirchner la que aumentó los haberes en 10 oportunidades.

A la hora de las preguntas, los representantes de Suiza, México, Alemania, Arabia Saudita y Brasil fueron quienes presentaron las inquietudes de los empleadores.

“La Argentina se ha convertido es un imán para las inversiones“, comentó el mexicano Jorge De Regil y pidió la visión de futuro a la senadora quien respondió con un caso: “Carlos Slim está muy entusiasmado con el crecimiento de la Argentina. Antes había 1 millón de celulares y ahora hay más 30 millones”.

La senadora también aprovechó para cuestionar las políticas del Fondo Monetario Internacional y el modelo de los 90, el cual significó “transferencia” de riquezas.

El enviado de Brasil, Rigoberto Lima Godoy, elogió la exposición y como Michelle Bart preguntó acerca de la integración en Latinoamérica teniendo en cuenta a Venezuela.

El tiempo para las preguntas fue cerrado por el representante del grupo empresario de Arabia Saudita quien agradeció que la Argentina haya garantizado la libertad de trabajo para los inmigrantes árabes en nuestro país y la libertad de culto.