Presidencia de la Nación

La segunda etapa de proyectos PPP incluirá a provincias del Plan Belgrano


La segunda etapa del plan de obras impulsadas por el Gobierno nacional mediante contratos con Participación Público-Privada (PPP) estará destinada en gran proporción a las provincias que forman parte del Plan Belgrano. En la primera fase, de la que ya comenzó el proceso licitatorio, consorcios de empresas nacionales e internacionales presentaron 32 ofertas técnicas y económicas para construir autopistas y rutas en la zona centro del país utilizando esa metodología.

Los proyectos de infraestructura incluidos dentro de la segunda etapa de las iniciativas PPP son tres y tienen al 2 de agosto como fecha estimada de entrega de ofertas.

La primer obra de dicha etapa será el segundo Puente Chaco - Corrientes, que contará con una extensión de 34 kilómetros y una inversión inicial estimada de entre 600 y 700 millones de dólares.

La segunda, será la ruta que va desde el acceso al viaducto de Corrientes sobre la RN16 hasta Sáenz Peña, Chaco, en la intersección de la RN95. En total se trata de 240 kilómetros con una inversión que alcanzaría 330 millones de dólares.

Por último se encuentra la ruta que va desde San Miguel de Tucumán hasta San Salvador de Jujuy. Las intervenciones serán sobre las rutas nacionales 9, 34 y 66, con un total de 480 kilómetros y una inversión inicial estimada de 540 millones de dólares en una primera etapa.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aseguró que avanzar en los proyectos PPP es “en paso importantísimo en la profunda transformación que estamos haciendo en la red vial federal”. Señaló que se trata de “obras esperadas hace 30 años” que van a generar “más seguridad vial, dejando atrás "las rutas de la muerte"; menos costos logísticos para la producción nacional; y menos tiempos para conectarnos con las personas y los lugares que queremos fomentando el turismo y el desarrollo”.

El nuevo proyecto del Gobierno nacional se financiará principalmente con una parte del impuesto al gasoil (para las obras) y con el ingreso por peaje (para el mantenimiento y operación del corredor). Se trata de una metodología novedosa en el país pero que se utiliza hace tiempo en lugares como el Reino Unido o Australia. En el caso de la Argentina, el gobierno retiene la soberanía del bien o servicio, y los privados lo financian a largo plazo.

“Son bienes y servicios que van a aprovechas varias generaciones, es razonable que lo financien varias generaciones”, explicó el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El modelo de contrato PPP permite tanto a inversores locales como internacionales invertir en obras y de esta manera trabajar junto al Estado Nacional de manera colaborativa para el desarrollo de la infraestructura del país.

El Gobierno nacional inició el pasado 23 de abril el proceso licitatorio para obras viales en 3.353 kilómetros bajo la modalidad PPP, al cual se presentaron 10 consorcios con 32 ofertas para obras que demandarán una inversión de 6.000 millones dólares, en seis corredores que estarán en concesión por 15 años.

Los seis corredores viales incluidos en la primera etapa encuentran las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Mendoza, es decir en la zona centro del país.

Scroll hacia arriba