La Rioja: trabajo contra la discriminación hacia las personas con discapacidad

Según el Mapa de la Discriminación 2019, en la provincia de La Rioja el colectivo más vulnerado es el de las personas con discapacidad.


Según el Mapa de la Discriminación 2019 del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), en la provincia de La Rioja el colectivo más vulnerado es el de las personas con discapacidad, que representa el 7% del total de la comunidad. La encuesta, cuyos datos aún están incompletos y son reelaborados por la actual gestión, recabó más de 400 testimonios: el 77% de las personas entrevistadas aseguró haber sufrido algún tipo de discriminación.

“El Mapa permitió visualizar que, a menor nivel socioeconómico, mayor porcentaje de discapacidad”, afirma el nuevo delegado del INADI en la provincia, Martín Illanez. “La discapacidad está presente en el 14% de los sectores de menores ingresos, mientras que su incidencia en el rango más alto de ingresos es de solo el 4%”, detalla. Según los datos parciales que arroja el Mapa, el 81% de las personas en situación de pobreza y de las personas con discapacidad experimentan a diario la vulneración de sus derechos.

Por esta razón, desde su designación, Illanez y su equipo proyectan políticas para atender las historias que están delante de los números. La delegación comenzó a trabajar articuladamente junto a los Municipios en jornadas de sensibilización para disminuir la discriminación hacia las personas con discapacidad y generar mayores niveles de empatía. Las encargadas de llevar adelante estas experiencias serán las mismas personas con discapacidad. “Hay situaciones que se pueden revertir capacitando a estas comunidades y a sus agentes públicos, ayudarlos a ponerse en el lugar de este colectivo, ver y sentir el mundo como lo siente una persona con discapacidad. Queremos articular y aunar esfuerzos con los 18 municipios”, sostiene Illanez.

En esa línea, uno de los pilares es Maestros por la Inclusión Social, un proyecto integrador que busca capacitar a docentes para lograr el desafío de la plena inclusión de las personas con discapacidad en las escuelas. La idea, ya presentada en la Legislatura provincial, es trabajar sobre las niñas y los niños cuyas vidas son más vulnerables. “Recién a los 18 años pueden acceder a alguna herramienta del Estado para colaborar en la construcción de su proyecto de vida”, agrega Illanez.

Según el Mapa de la Discriminación, en 2019, poco más del 17% de las denuncias recibidas por el INADI fueron realizadas por madres y padres de niñas y niños de entre 7 y 12 años que sufrieron discriminación en ámbitos escolares por tener Trastornos del Espectro Autista (TEA) o Trastorno por Déficit de Atención (TDA). “La situación nos preocupa, por eso, estamos hablando con la mayor cantidad de actores involucrados posible”, afirma Illanez. “En ese marco, la solución es reflotar el proyecto de Ley de Maestros Integradores y convocar a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en este tema para hallar soluciones”.

En este sentido, la delegación La Rioja del INADI mantuvo reuniones con representantes del Gobierno de la provincia y del Municipio Capital para impulsar la sanción de esta Ley y otros proyectos, y articular políticas conjuntas para disminuir los índices de discriminación que padecen las personas con discapacidad. “Es la primera vez en mis 27 años de función pública que logramos aunar criterios entre Nación, Provincia y Municipio. Muy positivo”, sostuvo Graciela Nievas, responsable de la Secretaría de Relaciones Institucionales del Gobierno de la provincial.

Como balance del primer tramo de su gestión, Illanez detalla los desafíos: “Hoy estamos en condiciones de hablar de una discriminación estructural hacia las personas con discapacidad. La pregunta es si estamos dispuestos como sociedad a mejorar la calidad de vida de este colectivo, o si queremos realmente que gocen de todos sus derechos en igualdad de condiciones. Para lograrlo, debemos cambiar. Porque el problema no son ellos. El problema es nuestra dificultad de lidiar con la diferencia. Hay soluciones simples: solo requieren voluntad política”.